(Abu Dhabi) El Papa afirma que la diversidad religiosa es una riqueza humana

Tras haber firmado junto al gran imán de la Mezquita de Al Azhar un documento en el que se afirmaba que la «diversidad de la religión» es expresión de la «sabia voluntad divina», el papa Francisco acaba de asegurar que la diversidad religiosa es una riqueza humana.

En el documento de Abu Dhabi firmado por el Pontiífice y el imán egipcio, se lee:

«El pluralismo y la diversidad de religión, color, sexo, raza y lengua son expresión de una sabia voluntad divina, con la que Dios creó a los seres humanos. Esta Sabiduría Divina es la fuente de la que proviene el derecho a la libertad de credo y a la libertad de ser diferente…»

Afirmar que es voluntad de Dios la diversida de religión, si se entiende dicha voluntad como positiva y no permisiva, es contrario a la fe católica. Tal hecho le fue planteado al Papa en la reunión que mantuvo con los obispos de Kazajistán. Así lo explicó Mons. Athanasius Schneider, obispo auxiliar de Astaná:

¿Puede decir más sobre cómo respondió el Papa Francisco a su preocupación por la declaración en Abu Dhabi sobre la diversidad de las religiones? El pasaje controvertido dice: «El pluralismo y la diversidad de religión, color, sexo, raza y lengua son expresión de una sabia voluntad divina, con la que Dios creó a los seres humanos».

Sobre el tema de mi preocupación acerca de la frase utilizada en el documento de Abu Dhabi, que Dios «quiere» la diversidad de las religiones – la respuesta del Papa fue muy clara: dijo que la diversidad de las religiones es sólo la voluntad permisiva de Dios. Hizo hincapié en esto y nos dijo: «también se puede decir que, la diversidad de las religiones es la voluntad permisiva de Dios».

Intenté profundizar más en la pregunta, al menos citando la oración tal como se lee en el documento. La oración dice que así como Dios quiere la diversidad de sexos, color, raza y lenguaje, así también Dios quiere la diversidad de las religiones. Existe una comparación evidente entre la diversidad de las religiones y la diversidad de sexos.

Le mencioné este punto al Santo Padre y él reconoció que, con esta comparación directa, la oración puede entenderse erróneamente. Hice hincapié en mi respuesta de que la diversidad de sexos no esla voluntad permisiva de Dios, sino que Dios la desea positivamente. Y el Santo Padre reconoció esto y estuvo de acuerdo conmigo en que la diversidad de sexos no es un asunto de la voluntad permisiva de Dios.

Pero cuando mencionamos estas dos frases en la misma oración, entonces la diversidad de las religiones se interpreta como una voluntad positiva de Dios, como la diversidad de los sexos. Por lo tanto, la oración lleva a dudas e interpretaciones erróneas, y así fue mi deseo, y mi petición de que el Santo Padre rectifique esto. Pero él nos dijo a los obispos: pueden decir que la frase en cuestión sobre la diversidad de las religiones significa la voluntad permisiva de Dios.

Sin embargo, en el discurso que pronunció el pasado 4 de mayo a los miembros de la Guardia Suiza con ocasión del juramento de los nuevos reclutas, el Papa ha insistido en que la diversidad de religiones es un bien:

 «Ciò vi aiuterà a vivere nella società con l’atteggiamento giusto, riconoscendo la diversità culturale, religiosa e sociale come ricchezza umana e non come una minaccia».
(Esto les ayudará a vivir en sociedad con la actitud correcta,reconociendo la diversidad cultural, religiosa y social como una riqueza humana y no como una amenaza).

Se da además la circunstancia de que Mons. Schneider, en un artículo posterior a su encuentro con el Pontífice, resaltó la necesidad de una corrección papal oficial al texto de Abu Dhabi

El siguiente cambio doctrinal representa la aprobación del Papa Francisco de la frase en el documento interreligioso de Abu Dhabi del 4 de febrero de 2019, que establece que, la diversidad de los sexos, de las naciones y de las religiones corresponden a la sabia voluntad de Dios. Esta formulación como tal necesita una corrección papal oficial; de lo contrario, constituiría una evidente contradicción del Primer Mandamiento del Decálogo y de la enseñanza inequívoca y explícita de Nuestro Señor Jesucristo, contradiciendo por lo tanto la Revelación Divina.

Cabe también señalar que el texto de un grupo de clérigos e intelectuales católicos en las que acusan al Papa de varias herejías, figura precisamente el texto citado del documento de Abu Dhabi.

Fuente: InfoCatólica