(China)  EEUU anima a China a garantizar la libertad de culto para ganarse la confianza de Taiwán

El enviado de Estados Unidos para la libertad religiosa, Sam Brownback, ha animado a China a garantizar la libertad de culto para ganarse la confianza de Taiwán, un territorio que se declara independiente pero que el gigante asiático considera suyo.

Si quieren generar algo de confianza en Taiwán, al que China considera una provincia caprichosa, deberían dar libertad religiosa a su propio pueblo“, ha dicho Brownback en declaraciones a Reuters. Si lo hicieran, ha destacado, sería “notorio“.

El emisario norteamericano se encuentra de visita en Taiwán tras pasar por Hong Kong, donde el pasado viernes acusó a China de lanzar una “guerra de la fe” urgiendo al Gobierno de Xi Jinping a respetar el “sagrado derecho” a la libertad de culto, especialmente en lo relativo a los uigures, una minoría étnica de fe musulmana que se concentra en Xinjiang.

El presidente chino aseguró a los taiwaneses en enero que sus libertades y derechos fundamentales serían respetados si la isla accedía a una “reunificación” pacífica. En respuesta, la presidenta taiwanesa, Tsai Ing Wen, exhortó a China a abrazar la democracia.

Estados Unidos retiró el reconocimiento a Taiwán en 1979, asumiendo con ello la posición de Pekín de que hay “una sola China” y la isla forma parte de ella. Sin embargo, Washington es el principal proveedor de armas de Taipei y la visita de Brownback ha sido interpretada como un gesto de apoyo a la isla.

Interrogado sobre las palabras del embajador estadounidense para la libertad religiosa, el portavoz del Ministerio de Exteriores de China, Lu Kang, las ha calificado de “comentarios erróneos“, al tiempo que ha rechazado cualquier contacto formal entre Washington y Taipei.

Lu también ha defendido que China respeta la libertad de culto, insistiendo en que los centros en los que, según la ONU, tiene recluidos a un millón de uigures en Xinjiang tienen como objetivo combatir la radicalización y el terrorismo. “No son –como dice exageradamente Estados Unidos– campos de reeducación”, ha sostenido.

Fuente: Europa Press