(China) Enfoque de China: Altos diplomáticos de ocho países visitan región autónoma china de Xinjiang

Altos diplomáticos de las misiones permanentes de ocho países ante la oficina de la ONU en Ginebra visitaron la región autónoma uygur de Xinjiang, en el noroeste de China, entre los días 16 y 19 de febrero, a invitación del Ministerio de Relaciones Exteriores de China.

Diplomáticos de Pakistán, Venezuela, Cuba, Egipto, Camboya, Rusia, Senegal y Bielorrusia hablaron con los alumnos de centros de educación y formación profesional, clérigos de enseñanza y otros miembros del público.

Los diplomáticos acordaron que el gobierno chino ha logrado éxitos en la lucha contra el terrorismo y su prevención de acuerdo con la ley, la salvaguardia de la libertad religiosa de los ciudadanos y la conservación de la tradición y la cultura étnicas.

A partir de la década de los 90, las “tres fuerzas malignas” del terrorismo, el extremismo y el separatismo de dentro y fuera del país han organizado y llevado a cabo miles de ataques terroristas violentos en Xinjiang, lo que causó graves daños a la estabilidad, la solidaridad y el progreso de Xinjiang y pisotearon los derechos básicos a la vida, salud, propiedad y desarrollo del pueblo.

En los últimos años, Xinjiang ha prestado atención a la prevención del terrorismo desde la raíz y el origen de los problemas. La región tiene como objetivo prevenir los ataques terroristas ofreciendo una plataforma a las personas que han sido influenciadas por los pensamientos extremistas y han cometido delitos menores para que puedan cambiar sus pensamientos, aprender el chino mandarín, fortalecer su conciencia legal y dominar habilidades profesionales.

En los últimos 25 meses no se han registrado actividades terroristas violentas en Xinjiang, según las autoridades locales.

El terrorismo y el extremismo sabotearon la paz y provocaron pérdidas graves en Xinjiang. El terrorismo, en cualquiera de sus formas, no debe ser perdonado, indicó Sam Ol Ney, representante permanente de Camboya ante la ONU en Ginebra.

En los centros de educación y formación profesional de los distritos de Kasgar y Moyu de la prefectura de Hotan, los diplomáticos preguntaron por los detalles de la vida y la educación de los estudiantes.

Los estudiantes aprenden el chino mandarín y la ley y participan en cursos de práctica de reparación de automóviles, peluquería, cuidado y asistencia de bebés, agricultura y ganadería.

Es absurdo hacer acusación contra estos centros donde los alumnos estudian las habilidades necesarias para mejorar su vida, indicó Vadim Pisarevich, representante permanente adjunto de Bielorrusia ante la ONU en Ginebra.

Jorge Hidalgo Valero Briceño, representante permanente de Venezuela ante la ONU en Ginebra, manifestó que las acusaciones tenían motivaciones políticas y fueron lanzadas por quienes no creen en el pueblo chino.

La finalidad de estos centros es mejorar las habilidades del pueblo y el pueblo debe ser educado, pues de lo contrario sería fácil que cayese víctima de quienes desean aprovecharse de él para fines ilegales, según Pedro Luis Pedroso Cuesta, representante permanente de Cuba ante la ONU en Ginebra.

Los delegados también visitaron la Mezquita Id Kah de Kasgar, el antiguo casco de Kasgar y a familias locales.

Serigne Dieye, ministro consejero de la Misión Permanente de la República de Senegal ante la ONU en Ginebra, indicó que, como musulmán, se sintió contento al ver que el gobierno chino ha protegido bien la libertad religiosa.

Además, gracias a un proyecto de rehabilitación lanzado en 2010, los residentes del antiguo casco de Kasgar pueden gozar actualmente de una vida moderna y cómoda en sus casas, con especiales diseños para conservar su cultura tradicional.

 

Fuente: Xinhua Español