(Costa Rica) “Necesitamos una sociedad que se preocupe por fortalecer a las familias”, expresa obispo

El Obispo de Ciudad Quesada (Costa Rica), Mons. José Manuel Garita, afirmó que el país necesita políticas públicas a favor de la familia, y lamentó que al parecer la sociedad de hoy quiere negar la importancia de esta institución fundamental.

El Prelado hizo este llamado al reflexionar en su columna del 22 de mayo sobre el Día Internacional de las Familias, celebrado el miércoles 15 de mayo.

“Necesitamos políticas públicas que promuevan a la familia, que den opciones a los padres para salir adelante con la educación y manutención de sus hijos. Necesitamos una sociedad que se preocupe por fortalecer a las familias”, exhortó Mons. Garita.

El Obispo recordó que la celebración de esta fecha nació con el objetivo de “dar a conocer las cuestiones relativas a las familias y reflexionar acerca de cómo les afectan los procesos sociales, económicos y demográficos”, como fue declarado por la Asamblea General de las Naciones Unidas desde 1993.

“En medio de las dispersiones o de los pocos incentivos que hay para la familia, debemos volver nuestra mirada a Dios, la familia tiene muchísimo para ofrecer a la sociedad como transmitir la fe, educar a sus hijos, promover verdaderos valores que dan sentido pleno a la vida”, manifestó el Obispo.

De acuerdo con el Prelado, desde la década de los ochenta las Naciones Unidas empezaron a centrarse en temas relacionados con la familia.  Por ello, animó a no perder la esperanza frente a la realidad costarricense.

“Muchas familias hoy viven según el plan de Dios, viven en el amor cristiano de acoger, respetar y promover a sus integrantes. Hoy más que nunca, la familia debe recuperar su esencia en la sociedad que ha perdido valores y se mueve en la era del relativismo”, afirmó.

Asimismo, “hoy, más que nunca, la familia debe inspirarse en Dios, que es comunión de personas, y cumplir el proyecto de amor que Él ha diseñado para este núcleo y célula fundamental de la sociedad, del mundo y de la Iglesia. “El Señor, que ha querido la familia, la bendiga y la guarde siempre en su amor”, puntualizó.

Fuente: ACI Prensa