(EEUU) Investiga Procuraduría presunta discriminación

Investiga la Procuraduría de Texas posible discriminación religiosa por las creencias que profesan los dueños de Chick-fil-A, a quienes les negaron el permiso para abrir una sucursal en el Aeropuerto de San Antonio, al parecer por este motivo.

El Procurador General de Texas, Ken Paxton, presentó una demanda en la Corte de Distrito del Condado de Travis, contra la ciudad de San Antonio, como parte de la investigación de su oficina a la exclusión de Chick-fil-A de un contrato de concesión del aeropuerto. La petición pretende obligar a San Antonio a entregar documentos considerados públicos bajo la ley estatal.

Los dirigentes de Chick-fil-A son conocidos por sus creencias personales en la fe cristiana y en el concepto tradicional del matrimonio. Los miembros del Ayuntamiento que encabezaron la decisión de excluir a Chick-fil-A no han intentado ocultar sus motivos discriminatorios: uno de los miembros describió a la empresa como fuera de línea con “nuestros valores como ciudad”.

Sin embargo, otro comisionado denunció a Chick-fil-A como un “símbolo de odio”.

La Ley de Información Pública garantiza que “la gente, al delegar autoridad, no dé a sus servidores públicos el derecho a decidir lo que es bueno a ser divulgado y lo que no es”.

Sin embargo, la ciudad de San Antonio se ha negado a cumplir con la oficina de investigación de la Procuraduría, afirmando que cuentan con una exención a la divulgación.

“La ciudad de San Antonio alega que pueden esconder documentos en anticipación a una demanda legal”, dijo el Procurador General Paxton. “Pero simplemente hemos abierto una investigación utilizando la ley de información pública. Si una investigación es suficiente para excusar a la ciudad de San Antonio de su obligación a ser transparentes con el pueblo de Texas, entonces la Ley de Información Pública resulta obsoleta. La posición extrema adoptada por la ciudad sólo pone de manifiesto su temor a la transparencia que mostraría la intolerancia religiosa que impulso su decisión.”

Fuente: El Mañana