(EEUU) Mike Pence: ‘El Partido Demócrata se abraza al infanticidio y a la cultura de la muerte’

El vicepresidente estadounidense Mike Pence echó mano de su presentación en CPAC (la conferencia más importante del movimiento conservador americano) este viernes, a criterio de advertir que el PartidoDemócrata promociona una ‘cultura de la muerte’, al vincular a ese partido con sus recientes acciones en favor del aborto. ‘La vida está ganando en los Estados Unidos. En este mismo momento, una mayoría de ciudadanos estadounidenses están aferrándose al derecho a la vida, mientras que, trágicamente, y a pesar del progreso que consolidamos, miembros de la cúpula del Partido Demócrata han decidido abrazarse a una agenda radicalizada de aborto a pedido‘, sentenció Pence en la Conferencia Conservadora de Acción Política (Conservative Political Action Conference, CPAC).

El gobernador del estado de Virginia, Ralph Northam -del Partido Demócrata- defendió recientemente un comentario por él compartido poco tiempo atrás, que respaldó el infanticidio.

Hace cuestión de días, todos los senadores del Partido Demócrata, con la excepción de tres de ellos, votaron en contra de un proyecto de ley que hubiese exigido atención médica adecuada para cualquier bebés recién nacidos que sobrevivieran a procedimientos fallidos de aborto. 

‘En legislaturas estatales a lo largo de nuestro país, los Demócratas han apoyado modelos de aborto de última fase’, dijo Pence. ‘El gobernador Demócrata de Virginia se ha abrazado abiertamente al infanticidio (…), apenas cuatro días atrás‘, señaló el funcionario. ‘Los Demócratas en el Senado, incluyendo a todos los senadores que aspiran a participar de la carrera hacia la presidencia, votaron a favor de un proyecto legislativo que hubiese impedido que niños recién nacidos tras fallidos procedimientos de aborto, sean asesinados’.

Un reciente estudio de opinión detectó que una cifra cada vez más significativa de simpatizantes del Partido Demócrata se identifican como pro-vida, y que idéntico porcentual de ciudadanos estadounidenses (un 47%) que se identifican como pro-vida, se identifican como a favor de elegir alternativas. Pence calificó al presidente Donald Trump como ‘el presidente más pro-vida de la historia americana‘, observando que Trump revocó mandatos que asignaban dólares de los contribuyentes para financiar procedimientos abortistas, al tiempo que puso su firma a proyectos que hubiesen permitido que distintos estados desfinanciaran al programa de Planned Parenthood (Planificación Familiar).

Los Demócratas están defendiendo el aborto en fases finales, respaldan el infanticidio, y defienden una cultura de la muerte’, consignó Pence. ‘Por mi parte, les prometo que quien les habla, que el actual presidente, que este partido y que este movimiento siempre sentarán posición a favor de los niños que aún no nacen, y que, entre todos, defenderemos el inalienable derecho a la vida’, agregó.

En oportunidad del CPAC, Pence ofreció un discurso centrado en una miríada de aspectos. El vicepresidente también se refiriño a la ambición presidencial en torno de la configuración de una Fuerza Espacial, de la construcción de un muro en la frontera sur, se refirió a la crisis en Venezuela, y a la propuesta de los Demócratas que diera en llamarse GreenNew Deal.

Pence afirmó que el pueblo de Venezuela se abraza a la libertad, en desmedro del comprometido régimen socialista de Nicolás Maduro Moros. ‘La libertad es más generosa, ofrece más ayuda, y es más humana que cualquier otro modelo social o económico, porque es la única filosofía que respeta la dignidad y el valor de cada vida existente, al tiempo que ve a cada hombre, mujer y niño como hecho a imagen y semejanza de Dios‘, subrayó el viepresidente de Donald Trump.

Al respecto de la resolución no-vinculante sobre la cual muchos congresistas Demócratas se han agrupado para defender, afirmó Pence: ‘Lo único que tiene de verde el denominado Green New Deal es cuántos dólares terminará por costarle a los contribuyentes la iniciativa, si es que estas personas la aprueban en forma de ley: US$ 90 mil billones de dólares‘. Poco después, los mayores aplausos para Pence sobrevinieron a poco de replicar el funcionario la promesa compartida por Trump en su discurso sobre el Estado de la Unión: ‘Estados Unidos jamás será un país socialista’.

Tras lo cual, el vicepresidente afirmó que ‘la libertad religiosa se encuentra hoy bajo fuego‘, en los EE.UU. Se refirió luego a los ataques lanzados desde la izquierda contra la segunda dama, Karen Pence, debido a que ella enseña arte en una escuela cristiana. ‘Ultimamente, al parecer se ha vuelto una moda para las élites en los medios de comunicación y para los progresistas de Hollywood el burlarse de las creencias religiosas‘, compartió el funcionario estadounidense. ‘Mi propia familia se ha visto recientemente bajo ataque, simplemente porque mi esposa Karen volvió a enseñar arte a niños en una escuela cristiana‘, agregó. ‘Déjenme decir aquí, ante todos Ustedes: no podría estar yo más orgulloso de mi esposa. Ella es una madre que ha salido del Cuerpo de Marines; es una gran maestra de escuela, y Karen Pence es una magnífica segunda dama de los Estados Unidos de América‘.

Sin embargo, el vicepresidente de la Administración Trump aclaró que el asunto de mayor importancia no tenía que ver con su familia, sino que tiene que ver con todos los ciudadanos de los Estados Unidos, porque la libertad religiosa ha sido encumbrada en la Constitución y en los ‘corazones del pueblo estadounidense‘. ‘Desde esta presidencia y esta Administración, siempre tomaremos partido por las personas de fe’, señaló Pence. ‘Siempre defenderemos la libertad religiosa de todos los ciudadanos estadounidenses, de todos los credos’.

 

Fuente: El Ojo Digital