(España) El PSOE defiende en el Consejo de Europa la incompatibilidad de la ley de la Sharia con los derechos humanos

El PSOE, a través de su diputado Antonio Gutiérrez Limones, defenderá este martes en el Consejo de Europa un informe sobre la incompatibilidad de la ley de la Sharia con el Convenio Europeo de los Derechos Humanos, un escrito que, según el parlamentario socialista, es uno de los más importantes que se han planteado ante el organismo europeo en los últimos años.

Gutiérrez Limones, elegido vicepresidente del Grupo Socialista en la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa (PACE), expondrá este informe ante la Comisión de Asuntos Jurídicos y Derechos Humanos, mostrando las disposiciones de la Sharia que se aplican extraocialmente en varios estados miembros del Consejo de Europa y que no concuerdan con los derechos humanos.

“Resulta preocupante que varios estados miembros del Consejo de Europa –Turquía, Albania y Azerbaiyán- – así como otros asociados –Jordania, Kirguistán, Marruecos o Palestina– sean signatarios de la Declaración PSOE de los Derechos Humanos en el Islam de El Cairo de 1990, que dice que la principal fuente de los derechos humanos en esta religión es la ley de la Sharia”, ha explicado el socialista andaluz.

DE OBLIGADO CUMPLIMIENTO

Según ha indicado, aunque la declaración islámica no es legalmente vinculante, “tiene un valor simbólico y una importancia política en términos de derechos humanos” que resulta incompatible con el convenio europeo. El diputado advierte, además, de que se trata de “una Ley universal y de obligado cumplimiento”, especialmente en asuntos como la discriminación de las mujeres y de las personas no musulmanas.

Por ello, pide una reforma de la Declaración de El Cairo para adaptarla al Convenio Europeo de los Derechos Humanos. Además, quiere que los países interesados dejen patente que “no tiene ningún efecto sobre sus ordenamientos legales que pueda contravenir la declaración universal de los derechos humanos“.

“Respetamos la libertad religiosa, pero la dignidad de las personas está por encima de cualquier práctica religiosa. Es prioritario proteger los derechos humanos independientemente de las prácticas o tradiciones religiosas y culturales”, ha concluido Gutiérrez Limones.

Fuente: EuropaPress