(España) La comunidad islámica pide en León que “ninguna religión justifique el terrorismo”

Cerca de un centenar de personas se concentran en la plaza de Botines en repulsa al atentado del pasado viernes en Nueva Zelanda

“Ningún crimen debe justificarse a través de la religión, ningún crimen justifica el terrorismo, pero sí la conciliación y el respeto”, por lo que son “determinadas ideologías que hay que erradicar” con “un programa educativo en valores y en convivencia para que los grupos extremistas no encuentren a ninguna persona que milite o simpatice con ellos”, aseguró hoy en León el presidente de la Comunidad Islámica de León, Abdellah Zahdali, durante la concentración celebrada en la plaza de Botines en repulsa al atentado del pasado viernes en Nueva Zelanda, en la que participaron un centenar de personas.

Zahdali explicó que la comunidad islámica mundial se sintió “atacada” por los sucedido el paso día 15, cuando asesinaron a 50 personas y otras tantas resultaron heridas, “víctimas buscadas cuando se encontraban rezando en su día sagrado”. Sin embargo, quiso dejar claro que el islam además de por estos asesinatos es “víctima cuando se cometen actos terroristas en su nombre” porque “el desconocimiento general del islam hace creer a los ignorantes que justifica estos actos”, por lo que “solo a través del conocimiento mutuo, de la convivencia más estrecha y de la educación es como se conseguirán eliminar las diferencias que algunos aprecian”.

En la concentración también participó el vicepresidente de la Diputación de León, Francisco Castañón, que afirmó que “es muy duro recordar a las víctimas fruto de la deshumanización más grande del ser humano y de ideologías supremacistas que ahora están en boga” e hizo un llamamiento en nombre de toda la institución provincial para que “la gente que llegue a León se encuentre cómoda y que pueda convertir en realidad el objetivo de labrar un nuevo futuro” porque “hay que trabajar para que los musulmanes inmigrantes sean un ciudadano más con todos los derechos y deberes”.

Por su parte, el subdelegado del Gobierno, Faustino Sánchez, mostró su tristeza por “tener que reunirse por una causa tan terrible” y apuntó que “se tiene que entender que todos somos seres humanos el derecho a procesar la religión que estimemos pertinente” y “contribuir a convivir”.

Finalmente, la concejala de Familia y Servicios Sociales del Ayuntamiento de León, Aurora Baza, manifestó su “repulsa ante esta masacre” y quiso dejar claro la necesidad de “respetar a los seres humanos, de ser solidarios e integradores” como “siempre ha demostrado serlo León”, una ciudad en la que “hay 138 países representados”.

 

Fuente: La Nueva Crónica