Familia Y Valores

A días de celebrar el Día del Padre en nuestro país, quiero compartir contigo esta reflexión sobre algunos beneficios de fomentar, como padres, los valores dentro del núcleo familiar. Esta reflexión, por supuesto, va dirigida tanto a los padres como a las madres.

La familia es la institución fundamental en cuanto a la formación y el desarrollo humano del individuo. Es donde, a través de un entorno de seguridad y afecto, logramos formar nuestra propia conciencia a través de la enseñanza de valores por parte de nuestros padres, mismos que forman nuestra identidad y nos ayudarán a relacionarnos con el exterior.

 

Hablar de valores es indispensable para el sano desarrollo de una familia; se aprenden con el ejemplo de los padres y gracias a esas enseñanzas generamos individuos que mantienen una vida congruente con dichos valores; es un derecho de los padres el transmitir los valores fundamentales a sus hijos para una convivencia social en armonía, como lo son la gratitud y el compromiso.

 

 

Es gracias a valores como la tolerancia, el respeto y la paciencia, que fomentamos un ambiente de paz y diálogo dentro del seno familiar lo que refuerza otros valores como la autoestima, la empatía y quizá el más importante, la felicidad. Todos estos valores se relacionan entre sí, creando una cadena de bienestar que forma la base de una familia sana.

 

 

 

Todo padre debe saber que se educa en todo momento, más con los actos que con las palabras y que ésta educación enriquece la convivencia emocional. Es por esto que como familia, es necesario vivir una vida espiritual fuerte, constante y auténtica en base a los valores que garanticen a los hijos una vida establecida con fundamentos morales.

La Libertad Religiosa está íntimamente relacionada con la educación y el fomento de los valores dentro de la familia y la sociedad, incluso reconociendo el derecho de los padres a que sus hijos reciban la educación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones; tal como lo reconocen instrumentos internacionales de Derechos Humanos, como el Pacto de San José de Costa Rica. Vivir altos valores éticos y morales son una característica que comparten las diferentes religiones, que sin duda alguna fortalecen a nuestra sociedad.

¿Cómo fomentas los valores dentro de tu familia?

¿Consideras importante el derecho de los padres a elegir sobre la enseñanza de valores a sus hijos?

Comparte tus comentarios