(Italia) Encuentro De Las Familias Culmina En Verona Con Una Marcha En Rosa Y Azul

Varias decenas de miles de personas participaron el domingo en la ciudad italiana de Verona (noreste) en la Marcha de las Familias para cerrar un congreso mundial organizado por militantes ultraconservadores, antiaborto y defensores de un modelo de familia tradicional.

Los participantes en esta colorida marcha, provenientes de todas partes de Italia en tren o autobús, portaban globos y pancartas en rosa y azul con consignas como “Dios, familia, patria” o “Sí a la vida, No al aborto”, observaron periodistas de la AFP.

Antes del inicio de la marcha, al mediodía, escucharon el mensaje final de los organizadores del 13 ° Congreso Mundial de las Familias: “La familia de pilares fundamentales de nuestra sociedad debe estar en el centro de las políticas gubernamentales”.

La manifestación pacífica tuvo lugar después que el sábado otra manifestación en Verona convocara entre 20.000 y 30.000 mujeres de toda Europa para denunciar la tesis defendida por los participantes y considerada “retrógrada y discriminatoria” por los participantes.

El Congreso también destacó las profundas divisiones que existen sobre los derechos civiles dentro de la mayoría gobernante en Italia formada por la Liga (extrema derecha), del vicepresidente Matteo Salvini, y el Movimiento 5 estrellas (M5S , antisistema) de Luigi Di Maio.

Invitado al congreso, Salvini reafirmó allí su apoyo a las familias “conformadas por un padre y una madre” mientras rechazó algunas posturas de los congresistas que se oponen a la derogación de la ley que legaliza el aborto en Italia (aprobado en 1978) y contra las uniones civiles entre parejas del mismo sexo (vigente desde 2016).

“No tocamos la ley 194 (…) No hay debate sobre el aborto o el matrimonio, todos hacen el amor con quien quieren y comen con quien quieren” , afirmó el sábado a Salvini, quien se opone firmemente a la adopción por parte de parejas homosexuales (no contemplada por la ley, pero regularmente admitida por la jurisprudencia).

Por su parte, Luigi Di Maio, que no participó en el Congreso de las Familias, marcó claramente su diferencia criticando el evento donde, según él, se reúnen “fanáticos” que defienden una visión del mundo “perteneciente a la Edad Media”.

Inaugurado en 1997 por el estadounidense Brian Brown, presidente de la Organización Internacional de la Familia, el Congreso Mundial de las Familias reúne cada año desde 2012 a defensores de la familia tradicional.

 

Fuente: ATT.Net