(Marruecos) Creyentes de Marruecos denuncian grave situación de la libertad religiosa a dos semanas de la visita papal

El Comité Cristiano Marroquí (CCM) hizo un llamado abierto a la búsqueda de una mayor libertad religiosa en Marruecos a tan sólo dos semanas de la visita apostólica del Papa Francisco a ese país, programada para los días 30 y 31 de marzo. Los miembros de la organización emitieron una carta abierta al Pontífice en la cual detallan varias violaciones graves a la libertad religiosa.

Según el texto, publicado por el diario “Al Massae”, las autoridades “han arrestado, torturado, abusado e incluso privado a algunas personas de documentos de identidad, por haber proclamado su religión o por haberse sumado a oraciones en iglesias clandestinas”. De igual manera, denunciaron que cientos de extranjeros han sido expulsados del país por acusaciones de proselitismo religioso.

La limitación a la libertad religiosa en Marruecos es un tema poco tratado por las agencias informativas, en parte porque la libertad de culto sí está protegida en la legislación, pero lo es de manera limitada. Según explicó el hoy Arzobispo emérito de Rabat, Mons. Vincent Landel, tener un “Islam tolerante” no es lo mismo que tener libertad religiosa. “Nací en Marruecos, pero no puedo ser marroquí por ser cristiano“, expuso en 2012.

Los 30 mil fieles católicos de Marruecos en realidad son extranjeros de unas 90 nacionalidades y se prohíbe la predicación pública del Evangelio y la conversión de los no cristianos, por lo cual la suma de los practicantes todas las religiones no musulmanas no alcanzan el 1% de la población total. Según informó Aleteia, el artículo 220 del Código Penal establece que quien emplee “medios de seducción con ánimo de convertir a un musulmán a otra religión, ya sea aprovechándose de su debilidad o sus necesidades, ya sea aprovechando con este fin centros de enseñanza, sanitarios, casas de retiro u orfanatos”, sea castigado con prisión de seis meses a tres años, además de pagar una multa.

Un agricultor convertido al cristianismo fue hallado en posesión de varios ejemplares de la Sagrada Biblia y acusado de proselitismo, por lo que tuvo que pagar una multa de 135 euros y una condena de dos años y medio de prisión. Otro cristiano recibió una pena de 30 meses de prisión por proselitismo, pero obtuvo su libertad al apelar la decisión por falta de pruebas.Los cristianos no pueden recibir en adopción niños marroquíes, ni a la mujer cristiana casada con un marroquí musulmán se le permite recibir su herencia, ni dejar en herencia nada a musulmán alguno, incluso si se trata de sus hijos, quienes son registrados automáticamente como musulmanes.

El Comité Cristiano Marroquí reconoció los esfuerzos del Rey Mohammed VI para fomentar la tolerancia en el país, pero denunció que “todavía hay muchos funcionarios marroquíes que discriminan a los cristianos“.

Con información de Fides y Aleteia.

Fuente: Gaudium Press