(Marruecos) El país que exige la intervención del Papa para “gozar de mayor libertad religiosa”

El Comité Cristiano marroquí envió una carta abierta al papa Francisco en la que solicita la intervención de la Santa Sede sobre la libertad religiosa en el país. Lo informó la agencia vaticana Fides.

La misiva fue enviada a dos semanas de la visita que realizará el pontífice a Marruecos, prevista para el 30 y 31 de marzo. En ese país, los bautizados representan solo el 1,1% de la población (alrededor de 380.000 personas de 33.600.000 habitantes, en su mayoría musulmanes) y son en general de confesión evangélica.

En la carta abierta, publicada por el diario “Al Massae”, se señalan “violaciones de la libertad religiosa de los cristianos” y se acusa a los servicios de seguridad marroquíes de “perseguir cristianos, con continuos arrestos ilegales”. En el texto, el Comité afirma que algunos funcionarios de la policía marroquí “arrestaron, torturaron, maltrataron y retuvieron los documentos de algunas personas, por haber proclamado su religión o adherido a las plegarias en iglesias clandestinas”.

Además, sostiene que “las autoridades expulsaron a centenares de extranjeros acusados de proselitismo”.

El Comité Cristiano apoya a la Asociación Marroquí para los Derechos y la Libertad Religiosos y a la Asociación Marroquí para los Derechos Humanos, organismos no reconocidos oficialmente que, afirma la carta, “defienden la libertad religiosa, registra las violaciones y acoge a los ahmadi, a chiítas, cristianos e ibaditas“. El rey Mohammed VI, reconoce el texto, está realizando importantes iniciativas para hacer de Marruecos un país tolerante. No se debe olvidar la “Conferencia sobre los derechos de las minorías religiosas en los países islámicos”, aclara, organizada en 2016. Aún “son muchos los funcionarios marroquíes que discriminan a los cristianos“.

El arzobispo de la diócesis de Tánger, que comprende el norte del país y cuenta con alrededor de 3.000 bautizados en una población de más de 4 millones de habitantes, tiene un deseo: que la visita del Papa pueda poner el foco, también, sobre la dramática situación de miles de personas que desde Marruecos, pero también desde países linderos, transitan o parten hacia Europa en busca de una mejor vida.

“Lo que es importante para mí -afirmó a Vatican News monseñor Santiago Agrelo Martínez- son estos hombres y mujeres sin posibilidad alguna de futuro, de un porvenir; para ellos todos los caminos están cerrados. Espero que el Santo Padre, cuando esté aquí, pueda hacer referencia a todo eso. Estos migrantes esperas con ansias la visita del Papa Francisco”.

Fuente: El Intransigente