(México) AMLO pidió ayuda para la pacificación

Nuestro país tiene alternativas para rescatar el tejido social y ahora en esta situación de crisis es su gran oportunidad: arzobispo Carlos Garfias Merlos

Su gobierno, agregó, ha sido muy explícito en solicitar ayuda a todos los sectores. López Obrador repitió que iba a pedir apoyo a los obispos y al Vaticano. Ahora ya llegó la solicitud a la Episcopado Mexicano, “y aquí estamos y vamos a dar nuestra colaboración”.

Por lo que ya se formalizó que la CEM participará con el plan de la Iglesia Católica para la Construcción de Paz que busca crear comunidad y darles prioridad a las víctimas. Además, están en marcha los centros de escucha para impulsarlos en varios estados del país.

“Encontrar herramientas para ayudar a realizar un diálogo social y un proceso de recuperación de la confianza y credibilidad entre las personas, sobre todo implementado iniciativa a favor de la comunidad y que puedan dar resultados tangibles”.

El prelado, quien nació en Tuxpan, Michoacán, en 1951, expuso que para sanar al país se debe recuperar la confianza en las instituciones y acompañar a las personas en las situaciones más dramáticas, como ahora se debe hacer con las familias de las personas que fallecieron en la explosión del ducto de Pemex en Tlalhuelilpan, Hidalgo.

Foto: Cuartoscuro

 

El vicepresidente de la CEM dijo estar en desacuerdo con los programas asistencialistas, donde la gente sólo tienda la mano, más bien, comentó se debe educar, organizar, capacitar y generar responsabilidad en todas las personas.

Garfias Merlos reveló que la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, les planteó diversos temas de la agenda de López Obrador, entre ellos, el combate a la corrupción, el programa “Jóvenes construyendo el futuro”, beneficios para adultos mayores, y de manera muy puntual, el proceso de paz y reconciliación en México, de una manera muy precisa.

Lo más importante, añadió, es que ya se puede tener un diálogo directo entre la iglesia católica y el gobierno de México.

Asimismo, la ministra en retiro escuchó a los obispos que hablaron sobre la libertad religiosa, familia, jóvenes, la presencia de las autoridades en zonas violentas que padecen miembros de la iglesia.

Garfias Merlos no apoya la militarización del país, ya que desde su punto de vista, lo que se necesita es crear un modelo de seguridad con responsabilidad de todos, una parte han sido el paternalismo exagerado que se han cultivado los gobiernos en turno, que ha bloqueado la responsabilidad de la gente. Hoy el camino es generar responsabilidad, dar encomiendas puntuales y ayudar a que la gente se haga responsable.

Fuente: El Sol de México