(México) Promueve CEM educación y paz en el Día de la Familia

En el contexto del Día de la Familia, el vicepresidente de la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM), Carlos Garfias Merlos, señaló que ésta sigue siendo “la Institución más apreciada y valorada para los mexicanos”.

Es “el espacio humano más cercano y solidario en los casos de sufrimiento”, señaló en un mensaje a los fieles.

Destacó que este día es “una oportunidad para comprometernos en promover la educación y la paz”.

Al mismo tiempo, el también arzobispo de Morelia, Michoacán, aprovechó para pronunciarse contra la interrupción legal del embarazo.

“Las familias necesitan la atención y el apoyo de todos, tanto de los gobiernos como de la sociedad civil, para proteger la vida desde antes de nacer hasta su muerte natural, para el desarrollo de las personas y para sanar las dolencias que las aquejan”.

Señaló que como Iglesia “estamos en el empeño de ofrecer nuestra aportación desde la Pastoral Familiar, para que la familia siga siendo comunidad de vida y amor, y ofrezca su aportación transformadora a la sociedad de nuestro tiempo”.

En un mensaje aparte, el presidente de la CEM, Rogelio Cabrera López, señaló que el tiempo de la Cuaresma son “40 días en los que se nos llama a profundizar en la necesidad de vivir una constante renovación espiritual”.

Explicó que el rito del miércoles de ceniza “nos recuerda la fragilidad humana: algún día moriremos y nuestro cuerpo se convertirá en polvo, enseñándonos que lo material se acabará, en cambio, todo el bien que hayamos realizado, será de provecho para nuestra alma en la eternidad”.

Pidió a los fieles “esforzarnos por hacer que en nuestra vida se realice plenamente el precepto del amor, específicamente en el trato con el prójimo, poniendo en práctica de las obras de misericordia; sin olvidar que el ayuno (miércoles de ceniza y viernes santo) y la abstinencia de carne (miércoles de ceniza y todos los viernes) que se nos invita a vivir en estos días, nos ayudan a fortalecer nuestro espíritu”.

El también arzobispo de Monterrey, Nuevo León, recordó que como tradición junto con obispos y sacerdotes realizarán “ la visita a los Centros de Readaptación Social del Estado y a algunos hospitales del área metropolitana para compartir la fe con los hermanos que ahí se encuentran”.

Fuente: La Jornada