(México) Para quienes creen en Jesús, el aborto constituye un crimen: Obispo de La Paz

El obispo de La Paz Miguel Angel Alba Díaz se manifestó en contra de la posible despenalización del aborto y afirmó detrás de los argumentos con los que se pretende justificar esta medida se oculta un rechazo al niño ya concebido por voluntad propia, descuido o negligencia y en el fondo una mentalidad antinatalista.

Señaló que en esta propuesta se contrapone una cultura de vida con una cultura de muerte, que buscando el placer y bienestar personal meramente material puede llevarnos a un invierno demográfico y a la destrucción de nuestro pueblo y de nuestra cultura que se gestan y perpetúan en el seno de una mujer y de una familia estable.

Confirmó que el próximo domingo 6 de octubre caminarán sobre el malecón de La Paz en una manifestación a favor de la vida.

En conferencia de prensa y acompañado de representantes de iglesias cristianas y mormonas, el máximo líder de la iglesia católica en el estado, consideró que el aborto voluntario al que de manera engañosa se le quiere llamar “interrupción voluntaria del embarazo” consiste en eliminar y dar muerte a un ser que incluso estando en gestación es un ser humano realmente distinto a la mujer que lo alberga en su seno: es un verdadero asesinato y constituye un crimen y delito que atenta contra el derecho a la vida, que es el primero y el fundamental de todos los derechos humanos, dijo.

Recalcó que para quienes creen en Jesús, el aborto constituye un crimen abominable y un grave pecado porque es el asesinato de un ser humano inocente e indefenso cometido por aquellos que deben proteger y tutelar su vida, es decir, sus padres, los médicos y el estado; además de que la iglesia lo considera un delito canónico y lo sanciona con la ex comunión, aunque aclaró que se contemplan situaciones excepcionales en las cuales sin dejar de ser considerado como pecado grave, no se puede penalizar a quien lo comete.

No descartó la posibilidad de excomulgar a los diputados que aprueben la despenalización del aborto, pero aclaró que en todo caso tendría que ser sería una decisión de toda la iglesia y no solo de la Diócesis.

Miguel Angel Alba Díaz recordó que la Constitución Política de Baja California Sur también considera el aborto como un crimen y establece penas para quienes lo cometan; señaló que así como existen casos que exigen despenalizar un asesinato o incluso hacerlo legal como en la defensa propia o la pena de muerte, del mismo modo la legislación contempla casos en que un aborto puede ser despenalizado e incluso legal, en donde la continuación del embarazo pone en peligro grave la madre; Es también legal en los casos de violación y por razones eugenísticas.

Desmintió que en los lugares donde se ha legalizado el aborto éste sea seguro y gratuito y afirmó que es un asesinato de un niño, pone en riesgo la salud y la vida de la madre y no es gratis porque se paga con los impuestos de los contribuyentes.

En este encuentro con los medios acompañaron al Obispo Víctor Aviña en representación de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, el pastor Job González de la Asamblea Apostólica; Shasllely García Guillén del Consejo Interreligioso de Baja California Sur y el vocero de la Diócesis de La Paz el Padre Juan Gómez.

Fuente: El Sudcaliforniano