(India) Diversidad de creencias en la India

El hinduismo es la religión mayoritaria en India, que a su vez se divide en diferentes ramas y tradiciones

“Me considero a mí mismo hinduistacristianomusulmánjudíobudista confuciano”, aseguró una vez Mahatma Gandhi, fundador del movimiento pacifista de la no violencia.

Esta cita resume a la perfección el arco iris de religiones que siguen los más de 1.300 millones de personas que viven en la India, uno de los países con más religiones activas.

La Constitución India reconoce la laicidad del país, es decir, que es un país sin religión oficial, pero lo cierto es que se trata de uno de los lugares más espirituales del mundo.

Las múltiples conquistas, los intercambios culturales y las propias religiones antiguas han perdurado hasta la actualidad formando un panorama de creencias y tradiciones único.

Religiones surgidas en la India

Las religiones de origen indio son las llamadas religiones dhármicas (en sánscrito, dharma significa “religión” o “ley religiosa”). Entre estas doctrinas se encuentran el hinduismo, el budismo, el jainismo y el sijismo, muy arraigadas en la sociedad.

El hinduismo es la religión más seguida en India: el 80% de la población se considera hindú, lo que representa cerca de 1.000 millones de personas. Es la tercera religión más popular en el mundo, por detrás del cristianismo y la religión musulmana o Islam.

La religión hinduista se divide en múltiples escuelas, vertientes y tradiciones. Algunas sectas son henoteístas: creen en varias divinidades pero solo adoran a un dios en particular. Otras, creen en múltiples dioses.

Los principales dioses hindúes son Brahma, el dios de la creación; Vishnu, el dios de la conservación, y Shiva, el dios de la destrucción.

El budismo es la segunda religión más importante en la India, especialmente en el norte. Los budistas no creen en ningún dios, sino en el desarrollo de la mente para intentar entender mejor el universo.

Los orígenes del budismo se encuentran en las enseñanzas de Siddhartha Gautama, conocido como Buda, durante el siglo IV a.C.

El jainismo es una de las religiones más antiguas del mundo: data de hace más de 10.000 años. Los jainistas no creen en Dios pero siguen a Mahavira, su profeta. Rechazan cualquier tipo de violencia a tal nivel que son la única religión que jamás se ha involucrado en un conflicto bélico.

En el estado indio de Punyab se encuentran la mayoría de sijs, los seguidores del sijismo. Esta religión mezcla costumbres e ideas del hinduismo y el Islam, como la creencia en la reencarnación, el vegetarianismo. la prohibición de beber alcohol.

La influencia de otras creencias

El islam es la segunda religión de la India, con cerca de 200 millones de fieles. Es el país no musulmán con la mayor población de musulmanes.

Cuando India y Pakistán se independizaron en 1947, la población musulmana en India fue víctima de persecuciones y conflictos, y una parte se trasladó al nuevo estado de Pakistán, de mayoría musulmana.

Por su parte, el cristianismo entró en la India de la mano del Imperio Británico, que durante siglos comerció en el país y después estableció el Raj Británico, un sistema de gobierno colonial que duró hasta la independencia en 1947.

Fuente: La Vanguardia