(Estrasburgo) Tribunal Europeo de Derechos Humanos admite demanda por caso de artista blasfemo español

La Asociación Española de Abogados Cristianos informó el pasado 08 de octubre que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo admitió su demanda en contra del Reino de España por archivar un caso de profanación del sacramento de la Eucaristía en una exposición presentada como artística. Para la organización demandante, el estado vulneró cuatro artículos del Convenio Europeo de Derechos Humanos al dejar de actuar para reparar la ofensa a los sentimientos religiosos de los creyentes católicos.

“Estamos muy satisfechos de que este tribunal haya valorado la trascendencia de este asunto ya que sólo admite el 2% de las demandas que recibe”, indicó la Presidenta de Abogados Cristianos, Polonia Castellanos. “Esperemos que, a partir de ahora, los jueces y tribunales españoles apliquen la ley y protejan la libertad religiosa como el resto de derechos fundamentales”.

El hecho que motivó las denuncias no juzgadas por la justicia española y sometidas ahora al juicio del tribunal europeo se produjo en 2015, cuando el artista Abel Azcona realizó una exposición en la que exhibía un plato con Formas Consagradas y fotografías en las que se disponían indignamente en el suelo para formar la palabra “pederastia”. El propio expositor afirmó que había obtenido las hostias asistiendo a 242 Eucaristías en Madrid y Pamplona y fingiendo que se acercaba a comulgar para guardarlas y realizar la exposición. Los creyentes respondieron con indignación ante la evidente profanación y demandaron al artista por blasfemia y ofensa a los sentimientos religiosos. En repetidas ocasiones, el artista se negó a comparecer ante los tribunales y, sin embargo, nunca fue condenado por los hechos denunciados.

En su demanda, la asociación argumenta que el estado español “vulneró el artículo 6, que protege la tutela judicial efectiva; el artículo 8, que defiende el derecho a la vida privada; el artículo 9, que ampara la libertad religiosa; y el artículo 14 que acoge el derecho a la no discriminación”, según informó en un comunicado oficial. El recurso ante el tribunal europeo se produce después de agotar las instancias locales sin lograr una respuesta ante la profanación “más grave que se ha cometido contra los católicos en Europa”, en palabras de Castellanos.

Fuente: Gaudium Press