(EEUU) Hermanitas de los Pobres pierden proceso en Corte de Apelaciones por mandato antinatalista en EEUU

La Corte de Apelaciones del Noveno Circuito decidió en contra la excepción que protegía a las Hermanitas de los Pobres de Estados Unidos en contra del polémico mandato antinatalista, lo que significa la segunda decisión judicial de este tipo contra las religiosas a pesar de haber obtenido el reconocimiento de su libertad religiosa ante la Corte Suprema del país, que ordenó buscar alternativas para proteger la libertad religiosa de las consagradas. Para los defensores de las religiosas e incluso uno de los jueces, la sentencia pone de manifiesto la urgente necesidad de un segundo pronunciamiento de la Corte Suprema que ponga fin a la controversia.

“El panel afirmó la orden judicial preliminar del tribunal de distrito que prohíbe la aplicación en varios estados de las reglas finales de la agencia federal que exime a los empleadores con objeciones religiosas y morales”, declaró la Corte de Apelaciones, refiriéndose a la política que impone a los empleadores garantizar una cobertura de salud que incluya fármacos abortivos, anticoncepción y esterilización.

El juez Andrew Kleinfeld manifestó su discrepancia frente a la decisión y afirmó que los jueces “agradecerían la orientación de la Corte Suprema” para definir el tema por completo. “Reconocemos que estamos en aguas desconocidas. La Corte Suprema aún no ha abordado el efecto de una orden judicial preliminar a nivel nacional en una apelación que involucra una orden judicial preliminar de alcance limitado”.

Para Montse Alvarado, vicepresidenta y directora ejecutiva de Becket, la firma de abogados promotores de la libertad religiosa que defiende a las Hermanitas de los Pobres en este caso, la Corte Suprema “debe intervenir para arreglar el desastre y asegurar la libertad religiosa para las Hermanitas”. La jurista reclamó que las religiosas hayan tenido que emplear ocho años en las batallas legales para frenar la aplicación del mandato antinatalista. “Los estados en estas demandas deberían dejar en paz a las monjas”, declaró.

A inicios del mes de octubre, las Hermanitas de los Pobres solicitaron a la Corte Suprema una nueva intervención tres años después de la protección de sus derechos por parte de ese tribunal (ver noticia anterior) ante las acciones legales de varios estados en su contra. “Esperamos haber llegado finalmente al final de este arduo proceso, que la Corte Suprema reafirme su decisión anterior y que pronto podamos mantener nuestro enfoque en los ancianos pobres”, manifestó en ese momento la Madre Loraine Marie Maguire, en representación de las Hermanitas de los Pobres.

Fuente: Gaudium Press