(Colombia) “La ley de culto ha sido una ley modelo en Latinoamérica”

El director de Asuntos Religiosos de la Secretaría General de la Presidencia destacó el impulso que le ha entregado a las iglesias evangélicas, aunque no descartó que después de una década se pueden efectuar algunas modificaciones.

El 2019  se cumplen 20 años de la entrada en vigencia de la Ley de Culto y que permitió  que las comunidades evangélicas no sólo tuvieran  su propio día feriado, sino que  también  una serie de ventajas que les ha permitido fortalecer su imagen y poder.

El director nacional de la Oficina Nacional de Asuntos Religiosos (ONAR) Javier Castro admite que el principal catastro de cuantas iglesias evangélica existen en  Chile y sobre todo en la Región de Coquimbo es el que tiene el  Ministerio de Justicia en su división de personalidades jurídicas, “y las organizaciones religiosas lo que hacen es poder optar a seguir con el curso legal correspondiente para obtener una personalidad jurídica”.

Castro  explica que en  base a este catastro existe un registro legal de organizaciones en distintas regiones y provincias del país,“en particular este catastro no es completo porque de una denominación o de una personalidad jurídica pueden estar afiliadas 3,  4 o hasta más capillas o Iglesias dependiendo del número  de presencia que tenga en cada región”.

-¿Es  cierto que con  7 u 8 personas se puede conformar una iglesia  o existirían mayores filtros para poder establecer una agrupación?

“Tenemos libertad de culto y de asociación, además de la libertad de conciencia y esto  implica que desde 2 a 3 personas ya se puede realizar un culto, una ceremonia o, de cierta medida, a seguir una religión en particular y eso también involucra que se pueda legalizar”.

-¿Al cumplir 20 años de la ley de culto, cuál es el balance que hacen, siente que cumplió la expectativa o el tema de las inversiones que pueden hacer o tener una mayor libertad en el ámbito económico ha complicado la normativa?

“La ley de culto ha sido una ley modelo para en Latinoamérica, que busca profundizar la igualdad religiosa, avanzar desde la tolerancia a la igualdad”.

-¿La entrega de diezmos  que se le entrega a los pastores,  los que estarían exentos de exentos impuesto, cree que se ha sido un tema complejo para los evangélicos?

“La ley de culto diferencia el tema. Hay que señalar que el Servicio de Impuestos Internos cataloga el diezmo como una donación de lo que ya el ciudadano pagó de sus impuestos, entonces entra en un rango que de alguna forma es una donación y que va más allá de lo que la ley establece que  la iglesia pueda recibir en  base a su organización, por ejemplo educativa o de ayuda social en donde tiene un tope”.

-La consulta estaba dirigida respecto a todo el revuelo que generó el  pastor Durán que fue desvinculado de su entidad por enrostrarle el tema económico…

“Las iglesias están mucho más que dispuestas en buscar mecanismos de transparencia, justamente para tener un mayor claridad en su propio movimiento económico para los aportes que buscan recibir de organizaciones internacionales (…) El caso que menciona es de una administración quizás obsoleta hoy día en las iglesias evangélicas donde una persona recibe todo. Si se hace un análisis comparativo hay muchas Iglesias que funcionan con un directorio o con un departamento específico de finanzas dentro de sus propios corporaciones”.

-¿Bajo esa lógica sería injusto involucrar por el caso de este  pastor a toda la iglesias que funcionan en el país?

“Por supuesto, porque hay muchas de ellas que funcionan muy bien, ordenadas y tienen una distribución de los recursos que van en diferentes temas,educación, tarea de sociales, trabajo de asistencia espiritual que se hacen en cárceles, hospitales”

-Sin embargo, al  escribir sobre el tema pareciera que no hay un líder que agrupe a las diferentes iglesias…

“Es más complejo que eso lo regule la ley porque tiene que ver con una doctrina religiosa. Hay que volver al siglo 16 donde nace la iglesia evangélica y que irrumpen con la jerarquía eclesiástica papales donde hay una cabeza visible. Ese fenómeno, también dentro de las iglesias evangélicas y protestantes, no tienen una cabeza sino que se cree en el sacerdocio universal lo que implica que cada creyente tiene que darle cuentas a Dios de sí mismo, pero además que cada pastor y cada comunidad tiene líderes que van a representar a su propia comunidad, pero no necesariamente a todos o a todas las corrientes o a toda una iglesia”.

Apoyando temas país

-En el ámbito político, no todas las iglesias ven con buenos ojos involucrarse con esta área…

“En los últimos años lo que hemos visto es un resurgir de un compromiso con temas país, específicamente los que se  denominan valórico en relación a la familia y eso ha movilizado a la iglesia evangélica a tomar ciertas posiciones como ciudadanos, pero como gente que también tiene un ideario de fe y eso va a seguir creciendo”.

Despliegue en terreno

-Desde su perspectiva, ¿dónde ha estado la clave de las comunidades evangélicas para atraer más fieles en desmedro de la iglesia Católica?

“Uno es un mensaje para todos bien aterrizado que lo puede recibir desde una persona muy educada hasta una muy sencilla. Es un mensaje que apunta a ser mejor persona a tener prioridades que no solamente involucran a uno mismo, sino también al prójimo y creo que esa sensibilidad logra representar bien el pueblo evangélico y tiene una transversalidad hoy día. Más del 35 % de la  población joven que es universitaria y también el 38% la población mapuche es evangélica, es decir los  evangélicos están en todos los estratos de la sociedad de Chile y también en los múltiples estamentos del país”.

“Segundo el compromiso de generar un espacio de comunidad. Los evangélicos siguen cultivando una noción de intercabio personal, verse en sus reuniones, de compartir o de ocuparse por el otro de problemáticas sencillas o básicas y eso es muy bueno. Generar un punto de encuentro y de comunidad real de carne y hueso y eso también es un punto muy fuerte dentro de la iglesia evangélica”.

-¿En medio de los cuestionamientos a los sacerdotes católicos,  los evangélicos tiene bajo nivel de denuncias?

“En general no hay problema de escándalos públicos como de pedofilia, más bien son otras las problemáticas que se han visto frente a la opinión pública en este tiempo, pero ahí hay diferencia también con los con los  múltiples credos”.

Análisis para futuros cambios

-¿Realizaran un balance de la ley de culto  con las diversas iglesias evangélicas?

“El Presidente (Sebastián Piñera) nos pidió que hiciéramos una consulta nacional y hemos estado no sólo con las iglesias evangélicas, sino con las diferentes organizaciones religiosas a través de todo el país. Hemos estado de Arica a Punta Arenas haciendo mesa consultiva y recibimos muy buena retroalimentación de múltiples temas que van desde capellanía, impuestos, la composición de una personalidad jurídica (…)  Las conclusiones hay que presentarlas al Mandatario para ver si él va a impulsar efectivamente un proyecto de ley de modificación de la ley de culto”.

Fuente: Diario El Día