(Grecia) El Patriarca Ecuménico visita el Monte Athos

Su santidad Bartolomé I no baja la guardia. Eso por lo menos ha venido a confirmar su agenda de octubre-2019. Y se comprende, conociendo el talante de la Iglesia Ortodoxa Rusa (=IOR) repartiendo estopa. A ello vine ya en Presiones de la Iglesia Ortodoxa Rusa sobre la Iglesia Ortodoxa Griega (RD: 23/10/2019). No parece sino que el solo nombre del Patriarcado Ecuménica produjera urticaria a los inquilinos de San Danilov, en Moscú.

Precisamente el 11/10/2019, Christophe Levalois informaba en Orthodoxie.com de que el metropolita Hilarión de Volokolamsk, presidente del Departamento de Asuntos Eclesiásticos de la IOR, había aclarado en una entrevista con RIA Novosti la actitud de su Iglesia en caso de que la Iglesia de Grecia reconociera la nueva Iglesia ucraniana autocéfala (= IOU). Al día siguiente, Jivko Panev publicaba en el mismo portal la decisión de Atenas de reconocer la autocefalía en Ucrania.

Y el 19, que el metropolita de Kiev, Epifanio, primado de esta Iglesia, había sido conmemorado durante la Divina liturgia celebrada en Salónica, en la Iglesia de los Acheiropoiètos, presidida por el Patriarca Ecuménico Bartolomé y concelebrada con el primado de la Iglesia de Grecia, el Arzobispo Jerónimo de Atenas. Concelebraron también, de la Iglesia griega (=IOG), los metropolitas de Tesalónica, Mileto, Janina, Philippi y Phthiotis; los obispos de Baths y Amorium, y el Higoumeno de Vlatades. Ciertos eran los toros, pues.

La presencia de Bartolomé I respondía a la invitación del metropolita de Salónica con motivo del evento organizado por la asociación “Thessaloniki Byzantine“. En su discurso al final de la Divina liturgia, Su Santidad agradeció al Arzobispo tan delicado gesto. Jerónimo de Atenas, por su parte, introdujo el nombre del metropolita Epifanio en los dípticos. También dijo que el jefe de la IOU iría a Tesalónica para que los fieles de la Iglesia ucraniana pudieran verificar personalmente que los griegos, que les habían dado fe y conocimiento, estaban listos para aceptarlos con los brazos abiertos.

Xenophontos

Mientras tanto, el 19/10/2019, Yannick Provost se hacía eco en  Orthodoxie.com de la concesión del Premio Atenágoras de Derechos Humanos 2019 al metropolita de Kiev, Epifanio. La entrega había corrido a cargo del Obispo Elpidóforo, Arzobispo de América, Exarca del Patriarcado Ecuménico, y de Anthony J. Limberakis, Comandante Nacional de los Arcontes, en Hilton Midtown, Nueva York.

Elpidóforo elogió la elección de Epifanio: “Ha sido -dijo- un firme defensor de la libertad religiosa del Patriarcado Ecuménico, incluso cuando sus prerrogativas fueron discutidas, y hasta rechazadas por algunos (aquí le faltó poner la IOR), y pese a haber sufrido presiones de otros (Kirill y compañía). En Ucrania, él ya ha prodigado la sabiduría de Salomón, que era necesaria para reunificar a la Iglesia, regresar a la unidad eucarística y hacerla parte integral del grupo de Iglesias Ortodoxas Autocéfalas del mundo”.

Tras reconocer la contribución desde mucho tiempo atrás de Epifanio a la defensa del Patriarcado Ecuménico, Limberakis, por su parte, añadió: “Inmediatamente después de finalizar el trabajo del Consejo de Unificación celebrado en Kiev en diciembre de 2018 y que eligió al metropolita Epifanio como Primado de la IOU, éste contactó con Bartolomé para expresarle su respeto y solicitar los buenos deseos y bendiciones de la Iglesia Madre para su ministerio primacial. Lo cual prueba que Su Beatitud comprendió la dignidad canónica del Patriarcado Ecuménico en la Iglesia, así como su profundo respeto y amor por Su Santidad”.

El premio fue instituido en honor de Atenágoras I, Patriarca Ecuménico de Constantinopla. Se entrega cada año en el banquete anual de la Orden a una persona u organización que haya demostrado su desvelo por los derechos fundamentales y la libertad religiosa de las personas. Entre los galardonados figuran el  Arzobispo Dimitri, ex arzobispo de América; Jacques, ex arzobispo de la arquidiócesis de América del Norte y del Sur; ex presidente Jimmy Carter; ex presidente George HW Bush y la primera dama Barbara Bush; ex vicepresidente Joseph Biden; el gobernador Andrew Cuomo de Nueva York; el Premio Nobel y ex líder soviético Mikhail Gorbachov; el Premio Nobel Elie Wiesel, y santa Teresa de Calcuta.

El 20/10/2019, en fin, Jivko Panev, bajo el titular El patriarca ecuménico Bartolomé I en Tesalónica y Athos del 19 al 22 de octubre de 2019 daba cuenta de la visita patriarcal entonces en curso de Bartolomé I al Monte Athos. Todavía recuerda uno el 3 de julio de 1981, dentro de un peregrinaje por tierras de la Ortodoxia con un grupo de ecumenistas dirigido por el entonces director del Centro Ecuménico Misioneras de la Unidad, de Madrid, D. Julián García Hernando: ese día tuve la suerte de visitar el Monte Athos. De todo ello di cuenta luego en mi artículo Por tierras de la Ortodoxia (II)Religión y Cultura 28 (1982) 55-84 [para Athos, pp.62-75). Nos acompañó siempre nuestro fiel hermano y amigo y traductor, el P. Dimitrios Tsiamparlis, a la sazón Rector de la Iglesia Ortodoxa Griega de Madrid.

Vatopedi

Evidentemente que desde entonces a hoy han cambiado algunas cosas, claro, pero lo esencial de entonces, que es mucho, permanece. De modo que lo entonces escrito y documentado me exime ahora de pormenores. Sí quiero, no obstante, mandar por delante que el jerarca supremo del Monte Athos no es otro que el Patriarca Ecuménico de turno, es decir, ahora mismo Bartolomé I.

Dado el cariz de su visita y el alcance de la misma, y los monasterios visitados, bueno será precisar que cada monasterio de Athos cuenta con una serie de edificios, a veces tan grandes como el propio monasterio del que dependen, llamados Skitas, Kellias, Katísmatas, Kalivias y Hésychasterias. En la lista que sigue incorporo (en negrilla) la nacionalidad a la que dichos monasterios pertenecen:

  1. Monasterio de la Gran Laura(Mεγíστη Λαúρα / Megisti Laura)
  2. Mon. de Vatopediou(Bατoπαiδíoυ / Batopaidiou)
  3. Mon. de Iviron(Iβήρων / Ivironfundación georgiana
  4. Mon. de Chelandariou(Χiλανδαρíou /Chilandarioufundac. serbia
  5. Mon. de Dionisiou(Δioνυσíoυ / Dionisiou)
  6. Mon. Koutloumoussiou(Koυτλoυμoυδíoυ/Koutloumousiouf. rumana
  7. Mon. de Pantokratoros(Παντokράτoρoς / Pantokratoros)
  8. Mon. de Xiropotamou(Ξηρoπoτάμoυ / Xiropotamou)
  9. Mon. de Zografou(Zωγράφoυ / Zografouf. búlgara
  10. Mon. de Dochiariou(Δoχεiαρíou / Docheiariou)
  11. Mon. de Karakallou(Kαραkάλλoυ / Karakallou)
  12. Mon. de Filotheou(Φιλοθέου / Filotheou)
  13. Mon. de Simonos Petra(Σίμωνος Πέτρας / Simonos Petra)
  14. Mon. de San Pablo(Αγίου Παύλου / Agio Pavlou)
  15. Mon. de Stavronikita(Σταυρονικήτα / Stavronikita)
  16. Mon. de Xenophontos(Ξενοφώντος / Xenofontos)
  17. Mon. de Gregoriou(Γρηγορίου / Gregoriou)
  18. Mon. de Esfigmenou(Εσφιγμένου / Esfigmenou)
  19. Mon. S. Pandeleimonos(Αγίου Παντελεήμονος / Agio Pandeleimonosruso
  20. Mon. de Konstamonitou (Κωνσταμονίτου / Konstamonitou)

Bartolomé I zarpó el sábado 19/10/19 de Ouranópolis para llegar al anochecer a Xenophontos, en cuyo puerto fue recibido por la comunidad. Al día siguiente celebró la liturgia dominical con motivo de los 200 años del catolicón (iglesia principal) de este monasterio dedicado a San Jorge el Tropéophore. Concelebraron con él tres metropolitas del Patriarcado Ecuménico y ocho higoumenos athonitas.

Por la tarde del domingo, 20, lo esperaban en Karyes, capital de Athos. Se celebró un Oficio de Acción de Gracias en Protaton, iglesia catedral de la república monástica donde preside el icono de la Madre de Dios “Axion Estin”. El Patriarca fue recibido por la Asamblea deliberativa de los veinte monasterios athonitas (Santa Synaxis) y por el Consejo ejecutivo (Santa Epistaxis o Epistaxía), cuyo jefe (Protos Protepístatos) es la cabeza visible de Athos: él se relaciona directamente con el Patriarca de Constantinopla. En Karyes, Bartolomé visitó también la representación (konaki) del monasterio de Esphigmenou y, no muy lejos de allí, el Saint-Pantéleimon del monasterio de Koutloumoussiou. El Patriarca anunció, en el Protaton, la próxima canonización de cuatro grandes figuras de la Santa Montaña, todas del siglo XX: Jerónimo de Simonos Petras (+1957), Daniel de Katounakia (+1929), José el Hesychaste (+1959) y Ephrem de Katounakia  (+1998).

los cuatro futuros santos ortodoxos

El lunes 21 visitó, por primera vez desde su elección patriarcal, el Gran Monasterio de Vatopedi. Su visita anterior había sido treinta años atrás. Por la noche, de regreso en Karyes, visitó Saint-André (Sarai), un gran cenobio dependiente de Vatopedi, y luego la escuela de Athoniade, donde habló a los estudiantes.

El martes 22 de octubre estuvo en el Monasterio de Pantokrátoros y en el gran cenobio del profeta Elijah, que depende de este monasterio. Al final de la tarde, tomó el barco rumbo a Daphni, desde donde regresó a Constantinopla. En tres días visitó, por tanto, tres o cuatro de los veinte monasterios y la capital Karyes. La orthodoxianewsagency.grsiguió sus pasos y registró momentos únicos que pueden verse en videos.

Justo antes de su partida de Athos, Bartolomé I reservó otra noticia conmovedora:  el Patriarcado Ecuménico continuaría con el estudio de un quinto posible santo de Athos:  el archimandrita staretz Sofronio de Essex (1896-1993). En Essex, no lejos de Londres, fundó el Monasterio de San Juan Bautista. Como ruso, es testimonio inmediato tanto de la Revolución soviética como de las dos guerras mundiales.

En Xenophontos y en Vatopedi plantó sendos olivos, típico símbolo de la paz. En cuanto a Vatopedi, la primera vez que lo visitaba como patriarca ecuménico, se le agradeció también la proclamación de los cuatro nuevos santos de Athos.

Es triste la situación actual entre Moscú y Constantinopla. Bartolomé I, sin embargo, no se achanta, y si es cierto que de haber corrido serenas las aguas, se hubiera acercado al gran monasterio de San Pantaleón, el ruso que ahora está como los chorros del oro tras los rublos desembolsados por Putin (del cual ya me ocupé en RD cuando las visitas de Kirill y Putin), incluso teniendo a su lado a Kirill…, no es menos verdad que la visita de Bartolomé al Monte Athos ha discurrido positivamente y con gran cercanía de las grandes instancias de la Santa Montaña.

Pantocrator

Significa ello, por tanto, que el acatamiento de Karyes Protaton no parece resentirse de fisuras. Bartolomé I sabe muy bien que tener de su parte, en el contencioso de los rusos con Ucrania, a la Santa Montaña, autodenominada la Ortodoxia de la Ortodoxia, que a la postre no es sino rizar el rizo, es muy importante. Habrá que ver luego, si su beatitud Epifanio Doumenko visita el Monte Athos qué recibimiento le dispensan. Porque Bartolomé ha visitado una mínima parte de Athos, eso también es verdad, tres monasterios, en realidad, y varias circunscripciones de algunos de esos monasterios. Pero ¿y el resto?

Sabido es que desde hace 50 años Esfigmenou ha sido el bastión más recalcitrante de la Ortodoxia del Monte Athos, a raíz de haberse reunido en 1964 san Pablo VI y  el  Patriarca Atenágoras, (después de nueve siglos de enemistad) y haber revocado los decretos de excomunión mutua. A partir de ese día, los monjes de Esfigmenou rechazaron seguir el mandato del Patriarca “traicionero” y sus sucesores, e izaron las banderas negras con el determinante lema Ortodoxia o muerte, en una lucha por la supervivencia del grupo y sus creencias. Bartolomé I, que está llevando las relaciones ecuménicas con Roma de forma impecable, queriendo cortar por lo sano, decretó en 2002 la expulsión de estos monjes rebeldes y ordenó desalojarlos del Monte Athos y sustituirlos en su monasterio por una comunidad fiel a sus dictados.

El Tribunal Civil de Grecia le dio la razón a Bartolomé y desde entonces perdura el tira y afloja. En 2003 les cortaron la electricidad, el agua y el paso de víveres y medicinas (que tienen que conseguir de contrabando).  La veintena de monjes de Esfigmenou que aún queda ha resistido a todos los mecanismos de presión y piden a la Unión Europea una ayuda de 500.000 euros para restaurar las instalaciones de su monasterio que se encuentra en ruinas.

Excesivo sería deducir de lo dicho que todo Athos planta cara a Constantinopla por los aires ecuménicos del momento.  No niego que Athos sea reacio a la causa ecuménica, ni que la Santa Epistaxía con sus cartas a Bartolomé I (sobre todo a raíz de sus encuentros con el papa Francisco) proteste punto menos que lo solían hacer algunos santos Padres de la Iglesia cuando venían mal dadas.

Posando con la Comunidad y las autoridades civiles y militares en Karyes Protaton

Pero de ahí a querer afirmar que los 20 monasterios de Athos son radicalmente contrarios al buen hacer ecuménico de Bartolomé I va un abismo. Tengamos, pues, la fiesta en paz. Dejemos que la balsa de aceite del Egeo, que acaricia los monasterios de Athos, preludie los signos de los tiempos, y esperemos, en fin, que algún día la Santa Montaña multinacional y plurilingüe discurra gozosamente reclinada en el regazo del Ut unum sint.

Las fotos que incorporo aquí merecen conocerse. Reflejan los tres monasterios visitados y algunos puntos salientes del articulo:

1) La concelebración de Bartolomé I y Jerónimo II en Tesalónica

2) Xenophontos

3) Vatopedi

4) Los cuatro futuros santos

5) Pantokrátoros

6) Bartolomé I posando con la Santa Synaxis y la Santa Epistaxía en Karyes

 

Fuente: Religión Digital