(Israel) Esto es lo que Kajol Lavan e Yisrael Beitenu han acordado en materia de Religión y Estado

El partido Kajol Lavan de Benny Gantz y el partido Yisrael Beitenu de Avigdor Lieberman han alcanzado a formar un acuerdo en políticas alrededor religión y Estado en Israel.

Kajol Lavan e Yisrael Beitenu han acordado aligerar las restricciones estatales en cuanto a la conversión al judaísmo, establecer una sección igualitaria de rezo en el Muro de los Lamentos, instituir el matrimonio civil en Israel y permitir a las autoridades municipales la posibilidad de permitir la apertura de negocios y el transporte público en Shabat, según el acuerdo alcanzado por ambos partidos y revelado este lunes por el noticiero del Canal 12 israelí, informó el sitio The Times of Israel.

De esta forma, los rabinos de los municipios en Israel serían capaces de realizar las conversiones y se le permitiría a cualquier deseoso de conversión acudir a cualquier rabino autorizado por el Estado para ello.

Legislación en materia familiar sería implementada para poder realizar matrimonios, y cualquier proceso legal adyacente como un divorcio, desde un ámbito civil y no religioso, lo que permitiría a los israelíes casarse con quien deseen sin importar el trasfondo religioso de sus parejas.

La llamada “ley de los supermercados”, aprobada bajo el respaldo de los partidos religiosos Shas y Yahadut Hatora, sería cancelada, la cual limita el derecho de los municipios a operar negocios en Shabat.

Los equipo de negociación de Kajol Lavan e Yisrael Beitenu se reunieron este domingo, un encuentro del que surgió un “significativo progreso”, comunicaron ambos partidos en un comunicado conjunto, a solo tres día de que concluya el tiempo de Gantz para intentar formar un gobierno en Israel.

Lieberman ha insistido en que la única forma de gobierno que apoyará será uno de unidad entre su partido, Kajol Lavan y el Likud de Benjamín Netanyahu, y se ha opuesto a cualquier tipo de gobierno minoritario, que en el caso presente implicaría uno liderado por Kajol Lavan y sus aliados de centro-izquierda.

Fuente: Enlace Judío