(México) Obispos de México colaborarán en el Censo 2020

INEGI se compromete a implementar y coordinar un programa de capacitación para el personal de la CEM y el Observatorio Nacional de la CEM para el aprovechamiento pastoral de los resultados definitivos una vez publicados.

En marzo próximo, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía –INEGI- comenzará el levantamiento del censo 2020 el cual reflejará la información sobre el número de habitantes, ambientes y entorno de los mexicanos. El censo representa la oportunidad para reunir la información vital sobre el país.

Este jueves 28 de noviembre, la Conferencia del Episcopado Mexicano dio a conocer la firma de un convenio con el INEGI a fin de colaborar con acciones que permitan las facilidades en la recopilación de datos a la vez que el Instituto capacitará al personal de la CEM sobre el buen uso, aprovechamiento y manejo de la información religiosa que se genere.

De acuerdo con el comunicado, la firma fue autorizada en la pasada asamblea plenaria de la CEM y la Iglesia de México facilitará al INEGI la vinculación con los obispos diocesanos del país, para que en acuerdo con cada uno ellos, y según sus posibilidades, se pueda colaborar con esta Institución para colocar publicidad sobre el censo, promover la recepción de los encuestadores en los hogares, la posibilidad de prestar aulas e instalaciones y “propiciar acciones de seguridad” para la estructura operativa.

De acuerdo con la ley reglamentaria del artículo 26, apartado B, de la Constitución mexicana, el INEGI tiene la facultad exclusiva para realiza los censos nacionales. De acuerdo con la información que ya circula para animar a participar en este conteo nacional, los censos tienen son realizados cada 10 años. Serán 151 mil entrevistadores quienes recorrerán el país con ayuda de tecnología de última generación para facilitar las respuestas al cuestionario del Instituto.

Se planea que los resultados el censo estén listos después de 7 meses de realizado; el período del levantamiento será del 2 al 27 de marzo de 2020.

Según el censo general de población y vivienda 2010, la población católica era de 84,217,138 personas. 10,076,056 profesaban una religión distinta a la católica y más de 4 millones no tenían religión alguna. El censo estimó que el 89 por ciento de la población mexicana era católica siendo los estados de Guanajuato, Aguascalientes, Jalisco, Querétaro y Zacatecas los que concentraban los mayores porcentajes, mientras que Chiapas, Campeche, Quintana Roo, Tabasco y Yucatán tenían las más altas tasas de población evangélica.

cem firma inegi

Fuente: Religión Digital