(China) Polémica en China por la quema de libros sobre religión frente a una biblioteca

Muchos ciudadanos consideran que este tipo de acciones recuerdan a los episodios más oscuros de la historia del país

Por las redes sociales chinas ha circulado una foto durante el pasado fin de semana en la que se puede ver a dos empleadas de una biblioteca de la provincia de Zhenyuan quemando una serie de libros. Aunque las fotos fueron tomadas a finales de octubre, se han dado a conocer ahora. Según han informado desde la librería, se trataba de una acción para “filtrar” y destruir “publicaciones ilegales”. Esto incluye libros relacionados con la religión. Los responsables creen de esta manera están promoviendo los valores populares de China.

En total, la librería quemó 65 libros bajo la supervisión del departamento de cultura de la provincia de Zhenyuan. Bajo el control del líder chino Xi Jinping sobre la libertad de expresión, religión e ideas, las autoridades han estado llevando a cabo una limpieza a gran escala de libros en las bibliotecas de las escuelas primarias y secundarias desde octubre, según un aviso publicado por el Ministerio de Educación. El ministerio ordenó a las escuelas que retiraran los libros considerados “ilegales” o “inapropiados”, incluyendo aquellos que están “en contra de las ideologías del partido”, “que describen el partido, la nación o la historia militar de manera ofensiva”, o “que promuevan la doctrina, la teoría y las reglas religiosas”.

Esta decisión ha provocado una reacción inusual en los medios sociales chinos, y muchos dicen que esto les recuerda a otras prácticas de la historia del país como reprimir a los intelectuales y la libertad académica. Muchos han citado el ejemplo del tiránico emperador Qin Shihuang, que unificó a China hace más de 2.000 años y dirigió el movimiento “quemar los libros y enterrar a los eruditos” que hizo que unos 460 eruditos confucianos fueran enterrados vivos por su oposición a las políticas imperiales.

“Los libros sirven para difundir la cultura y la ciencia, para perpetuar la civilización humana… ¡No deberían ser quemados!”, escribió recientemente un usuario en Weibo, donde otras personas se han preguntado qué será lo siguiente tras este episodio. hay usuarios que incluso apuntan a que podría tratarse del inicio de una nueva revolución cultural: “es una pesadilla para las personas que lee y escribe libros. Primero se demoniza a los intelectuales y ahora se queman libros”.

En una inusual muestra de criticismo, el diario Beijing News, propiedad del estado, ha publicado un editorial en el que critican el comportamiento de la biblioteca y en el que se preguntan cuál es la necesidad de quemar libros relacionados con la religión; ya que consideran que este acto viola las propias leyes chinas de religiones y publicaciones. Y aunque el editorial se puede leer en otras webs, el diario ha eliminado el artículo.

Fuente: La Vanguardia