(España) Obispos de España aseguran que la familia es “escuela y camino de santidad”

La Subcomisión Episcopal para la Familia y la Defensa de la Vida, dentro de la Comisión Episcopal de Apostolado Seglar de la Conferencia Episcopal Española (CEE), publicó el documento titulado “La familia, escuela y camino de santidad”, con motivo de la fiesta de la Sagrada Familia que este año se celebrará el 29 de diciembre.

Según destacan los obispos de España en este mensaje, “la misión de la familia es, pues, una misión de santidad y una llamada a amarnos en la radicalidad y totalidad del amor de Cristo a su Iglesia”.

En el mensaje destacan que “el horizonte del matrimonio y de la familia es la totalidad del amor de Cristo, y por eso se puede decir que el matrimonio y la familia están llamados en Cristo a la santidad”.

También recuerdan unas palabras del Papa Francisco en la exhortación Gaudete et exsultate  en donde recuerda “con fuerza y entusiasmo, que todos estamos llamados a la santidad y que esta santidad es, en verdad, el nombre de nuestra misión”.

Sobre la misión de la familia, los obispos españoles también aseguran que es “una misión de santidad y una llamada a amarnos en la radicalidad y totalidad del amor de Cristo a su Iglesia”.

Aunque la exhortación del Pontífice no se refiere específicamente a la familia, Gaudete et exsultate está repleto de referencias y ejemplos que hablan de la santidad de la familia.

Los obispos de España destacan que “tantas familias pueden ser esos ‘santos de la puerta de al lado’, con los que nos cruzamos habitualmente en nuestra vida cotidiana”, y proponen como modelo la “comunidad santa que formaron Jesús, María y José”, de la que dice que reflejó “de manera paradigmática la belleza de la comunión trinitaria”.

También destacaron que la familia está llamada a esa perfección de la comunión de amor que se vive en la Trinidad, en un camino progresivo que conduce el amor conyugal a las cimas más altas de la caridad.

Además subrayaron que “no podemos esperar un camino de santidad al margen de las exigencias y responsabilidades cotidianas de la vida familiar práctica, mezclada además con el complicado entramado de obligaciones, intereses y condicionantes que nos vienen del mundo profesional, económico, cultural y educativo”.

Los obispos de España también animaron a “mantener encendido el corazón en el fuego del amor verdadero, buscando la verdad y la purificación de nuestras relaciones, para no permitir que penetre entre nosotros nada que debilite o ponga en situación de riesgo nuestros hogares”

Aseguraron que “el influjo de la santidad del matrimonio es un auténtico faro para muchas familias” que “se extiende sobre muchas personas”.

E instaron a contemplar “hoy la luz y el calor que brotan del Hogar de Nazaret”, “el esplendor del verdadero amor, a vosotros, confiados, nos dirigimos. Santa Familia de Nazaret, haz también de nuestras familias lugar de comunión y cenáculo de oración, auténticas escuelas del Evangelio y pequeñas Iglesias domésticas”.

Fuente: ACI Prensa