(China) Más de 100 miembros de la Iglesia de Todos los Rangos son arrestados a lo largo de China

Las medidas represivas continúan en todo el país contra creyentes de este movimiento cristiano que ha estado sufriendo una fuerte persecución desde que fue prohibido en 1988.

La Iglesia de Todo Ámbito o Iglesia de Todos los Rangos (全范围教会), también llamada movimiento Renacer (重生派) y los Llorones (哭派), es un movimiento religioso cristiano que fundó en la provincia central de Henán en los años sesenta Xu Yongze (徐永澤), conocido en Occidente como Peter Xu (ahora vive en Estados Unidos). Las autoridades chinas calculan que sus miembros alcanzan “varios miles”, mientras que algunos periodistas evangélicos occidentales han planteado una cifra no confirmada de veinte millones de personas.

Debido a su extensa membresía, a su independencia del control del PCCh (Partido Comunista Chino) y a la crítica por parte de Xu Yongze hacia la Iglesia de las Tres Autonomías operada por el Estado, el movimiento fue catalogado como xie jiao en 1988, aún antes de que se publicara en 1995 la primera lista moderna de xie jiao. Desde entonces, la Iglesia ha sido brutalmente perseguida.

Un anciano de la Iglesia y varios colaboradores fueron arrestados y enfrentan sentencias

De acuerdo con un miembro de una iglesia de Todos los Rangos en la ciudad de Suqian en la provincia costera oriental de Jiangsu, alrededor de diez colaboradores de su iglesia llevaban a cabo una reunión cuando la policía irrumpió en un sitio de reunión y se los llevó. Posteriormente, oficiales de policía registraron la residencia de cada creyente. En una de las casas se encontró un recibo por concepto de ofrendas para la iglesia con el nombre de un anciano de una iglesia de Todos los Rangos en la ciudad de Sanmenxia de Henán. Las autoridades decidieron que el hombre, que tiene más de 70 años, era uno de los máximos líderes de la Iglesia.

El 26 de septiembre, miembros del personal de seguridad nacional provenientes de Jiangsu y Henán unieron fuerzas para irrumpir en la casa del anciano, que también era utilizada como sitio de reunión para la Iglesia. Causaron destrozos en el sitio y se llevaron al anciano a la estación local de policía, donde fue puesto bajo arresto administrativo por ser considerado sospechoso de “ocultar ingresos relacionados con el crimen”. Tres días después, el anciano fue transferido a un centro de detención en Jiangsu. Los miembros de su familia tienen prohibido visitarlo.

El abogado del anciano reveló que aún sigue detenido y que es muy probable que sea sentenciado. Él cree que otros miembros de la congregación podrían estar también implicados.

“Lo consideraban la cabeza de la Iglesia. El Gobierno siempre trata de llegar al fondo; así pues, no van a dejarlo ir, en un intento por erradicar a la Iglesia de un solo plumazo”, dijo a Bitter Winter un miembro de la congregación de Jiangsu. Añadió que tres de los colaboradores arrestados permanecen bajo custodia y que sus casos han sido trasladados a la corte, que muy probablemente los sentenciará.

“No se puede razonar con el PCCh. Es muy fácil que te metan en problemas. En el caso de la religión, ellos definen arbitrariamente lo que es legal y lo que no”, dijo con impotencia un colaborador de la Iglesia de Todos los Rangos de Henán. “Declararon que nuestras reuniones son ilegales y que las ofrendas de la Iglesia constituían ‘recaudación ilegal de fondos’. No tenemos forma de buscar justicia”.

Dos predicadoras de una iglesia de Todos los Rangos en el condado de Xixia de la ciudad de Nanyang de Henán también continúan detenidas después de haber sido arrestadas durante una reunión en marzo. A sus familias tampoco les permiten verlas.

El 8 de septiembre, seis oficiales de policía hostigaron a un grupo de creyentes de la Iglesia de Todos los Rangos, la mayoría de los cuales tienen más de 60 años, en una reunión en el condado de Xichuan de Nanyang. La policía registró el sitio de reunión de forma exhaustiva. Cuando un creyente les preguntó si tenían una orden de cateo, uno de los oficiales contestó que tenían derecho a arrestarlos sin contar con una autorización especial. Añadió que habían ido ahí después de que alguien dio aviso y que era su deber oficial combatir a las xie jiao.

Los policías confiscaron las biblias que encontraron en las instalaciones y escoltaron a más de diez creyentes a la estación local de policía. Tres de los creyentes fueron detenidos durante diez días por organizar “reuniones ilegales” y el resto fue liberado al día siguiente.

Más de 100 miembros de la Iglesia de Todos los Rangos son arrestados en un solo día

El 2 de junio, la policía puso los ojos en cuatro sitios de reunión de una iglesia de Todos los Rangos en el condado de Jianshui de la prefectura autónoma de Honghe Hani y Yi en la provincia suroccidental de Yunnan. Un miembro de la congregación contó a Bitter Winter que confiscaron las biblias y los himnarios y los creyentes que estaban en las reuniones —más de 100 en total— habían sido llevados a estaciones locales de policía para ser interrogados. La policía también irrumpió en sus hogares al tiempo que amenazaron con sentenciar a los creyentes a prisión si seguían practicando su fe.

“El PCCh gobierna China como una dictadura de un solo partido. Puede reprimir a las personas al azar al imponer cargos dudosos contra ellos. Es algo que nos ocurre frecuentemente”, explicó un colaborador de la Iglesia de Todos los Rangos de Henán. “El PCCh no permite que existan pensamientos o religiones divergentes. Su objetivo es eliminar al cristianismo y a otras religiones. Cuando enfrentamos la represión del Gobierno y su aplicación de la ley inhumana e irracional, nos sentimos impotentes”.

Fuente: Bitter Winter