(India) Corte Hindú evalúa discriminación contra cristianos pobres

Los Dalit o “intocables” son los miembros más pobres y discriminados de la sociedad hindú.

El gobierno de la India, a través de la Corte Suprema, evalúa una petición que demanda que los Dalit y otros cristianos de baja casta, reciban los mismos beneficios y protección del estado, destinada de manera exclusiva para el resto de hindúes, budistas y sij.

Los Dalit o “intocable” son los miembros más pobres y discriminados de la sociedad hindú. En un sistema de castas que aún prevalece, las personas que nacen dalit mueren con esa condición. Viven en extrema pobreza y padecen una inmensa desigualdad económica y discriminación social.

Según una orden ejecutiva que data desde 1950, los musulmanes y cristianos de orígenes de baja casta no pueden recibir los beneficios y protecciones gubernamentales otorgados al resto de individuos de baja casta de origen hindú, budista y sij, informó el diario Christian News.

La Fundación Esperanza y Alegría, señala que es especialmente grave la situación que sufre la población infantil, donde “un alto porcentaje de niños y niñas dalit no asiste a la escuela o la abandona antes de acabar primaria, con lo que se ven forzados a trabajar en la calle o practicar la mendicidad”.

Demandan beneficios neutrales

La solicitud fue presentada por el Consejo Nacional de Cristianos Dalit (NCDC) y pidió que todos los beneficios y protecciones de castas programados se hicieran “neutrales”.

Los defensores Franklin Caesar Thomas y S. Gowthaman, en representación de NCDC, expresaron: “(un) cambio en religión no cambia la exclusión social. La jerarquía de castas continúa teniendo fuerza dentro del cristianismo a pesar de que la religión lo prohíbe”.

Publicaciones locales, señalan que el asunto racial en India es, en gran medida, social, como herencia de la invasión indo-aria, en la que los invasores autodeterminados arya, impusieron una segregación racial mediante rígidas leyes religiosas para evitar el mestizaje con la población aborigen que los superaba en número, cosa que lograron en gran medida durante 900 años, que es el tiempo que duró la civilización védica.

Así, las castas bajas tienden a ser de un tono bastante oscuro, mientras que las castas altas, con más ascendencia indoaria, son de piel más clara.

Fuente: Noticia Cristiana