(China) Devotos de la Iglesia de Dios Todopoderoso detenidos por practicar su fe

El Gobierno chino ofrece recompensas financieras por denunciar a los creyentes que se esconden huyendo de la persecución y utiliza tácticas intimidatorias contra sus familiares.

Zhang Yanling, de 51 años, es miembro de la Iglesia de Dios Todopoderoso (IDT), el movimiento religioso más perseguido en China. Sus vecinos la describen como una persona sincera, bondadosa y honesta. Pero el año pasado, las autoridades chinas pusieron en marcha una campaña de búsqueda para localizarla y arrestarla como si fuera una criminal peligrosa.

Zhang Yanling, miembro de la Iglesia de Dios Todopoderoso.

El 4 de septiembre de 2019, la Agencia de Seguridad Pública del condado de Sishui, bajo la jurisdicción de la ciudad de Jining, en la provincia oriental de Shandong, emitió una orden de allanamiento dirigida a la Sra. Zhang, a quien se busca por «organizar y utilizar una organización xie jiao para socavar la aplicación de la ley». El artículo 300 del Código Penal Chino establece que: “Quienquiera que organice o utilice cualquier tipo de secta supersticiosa, sociedad secreta u organización de culto [xie jiao] o utilice la superstición para sabotear la implementación de cualquier ley o regulación administrativa del Estado será sentenciado a no menos de tres años pero no más de siete años de prisión, además de una multa; si las circunstancias son especialmente graves, será sentenciado a no menos de siete años de prisión o a cadena perpetua, además de una multa o incautación de propiedades […]».

Con el objetivo de alentar a las personas a proporcionar pistas que conduzcan a su detención, los medios de comunicación estatales Qilu TV y Qilu Evening News, un diario de amplia circulación, publicaron la foto de Zhang Yanling e información sobre la misma. En WeChat, el popular sitio de mensajería chino, se creó un grupo especial para ayudar a atraparla, y se ofrecieron incentivos que oscilaban desde 5000 a 10 000 yuanes (alrededor de 720 a 1440 dólares) por pistas sobre su paradero.

Se publicó en línea una orden de arresto dirigida a Zhang Yanling, emitida por la Agencia de Seguridad Pública del condado de Sishui, en Shandong.

Los padres de Zhang Yanling, ambos de aproximadamente 70 años, también devotos de la IDT, fueron arrestados el 22 de junio de 2018 luego de haber sido denunciados. La Sra. Zhang, líder de la IDT en ese momento, logró escapar, pero desde entonces, se ha convertido en un objetivo de caza del Partido Comunista Chino (PCCh). Posteriormente, su madre fue sentenciada a cuatro años de prisión, a pesar de su edad, simplemente por tener en su hogar libros publicados por la Iglesia.

Zhang Yanling le dijo a Bitter Winter que su madre había sido encarcelada como parte de la táctica de «culpa por asociación» frecuentemente utilizada por el PCCh para perseguir a las personas de fe. Las autoridades también presionaron a otros miembros de su familia para averiguar su paradero. «La policía amenazó a mi suegra afirmando que no liberarían a mi hijo, su nieto, quien también había sido detenido, hasta que les brindara información sobre mi paradero», explicó Zhang Yanling.

Desde que el aviso que prometía prometedoras recompensas financieras por denunciarla fuera distribuido a lo largo de todo el país, la vida de la Sra. Zhang nunca volvió a ser la misma. «No me atrevo a salir por temor a que mis vecinos me reconozcan y denuncien. Estoy enjaulada como un pájaro”, afirmó.

Numerosos documentos internos del PCCh procedentes de todas partes de China a los que Bitter Winter pudo acceder demuestran que el régimen ha adoptado una serie de medidas destinadas a erradicar completamente a la IDT. Entre ellos se encuentran los esfuerzos organizados para hallar a los miembros de la IDT que han huido de sus lugares de residencia para evitar ser perseguidos, los cuales incluyen incentivos financieros por denuncias y despliegue de vigilancia de alta tecnología. Algunos Gobiernos locales han anunciado que delatar a los creyentes es una «conducta heroica y admirable», alentando a las personas a efectuar denuncias de manera proactiva y proporcionar pistas sobre los miembros de la IDT, prometiendo recompensas de hasta 300 000 yuanes (alrededor de 43 200 dólares).

Un aviso emitido por el Gobierno de Mongolia Interior ofrece considerables recompensas monetarias por denunciar a miembros de grupos religiosos enumerados como xie jiao.

El 20 de agosto de 2019, la Agencia de Seguridad Pública del condado de Chiping bajo la jurisdicción de la ciudad de Liaocheng, en Shandong, emitió un «Aviso de recompensa» en línea, ofreciendo 2000 yuanes (alrededor de 290 dólares) por brindar información sobre cuatro miembros de la IDT del condado. Entre ellos, el Sr. Sun y su esposa, quienes han estado huyendo durante cinco años para evitar ser arrestados.

“Aviso de recompensa”, publicado por la Agencia de Seguridad Pública del condado de Chiping, en Shandong.

“Nuestra fe no debería habernos convertido en delincuentes o infractores de la ley. El PCCh no solo nos ha dejado sin hogar, sino que también intenta atraparnos ofreciendo recompensas monetarias. Es sumamente malvado, es como decir que lo negro es blanco», comentó el Sr. Sun sobre su orden de allanamiento.

«Dado que nuestras fotos fueron publicadas en línea, tenemos miedo de ser identificados dondequiera que vayamos», añadió su esposa. «No podemos salir, y mucho menos hallar un trabajo remunerado para poder mantenernos. Corremos peligro en todo momento ya que tenemos que mostrar nuestras tarjetas de identificación cada vez que queremos alquilar un apartamento, tomar un autobús o ver a un médico. Llevamos cinco años huyendo, escondiéndonos, mudándonos de una casa alquilada a otra. El PCCh no nos dejará vivir en paz».

La pareja tuvo que mudarse una vez más, temerosa de ser descubierta y denunciada por sus vecinos.

Fuente: Bitter Winter