(España) Un juez aprecia atentado contra los sentimientos religiosos en la exposición de la Diputación de Córdoba

Compara el cuadro «Con flores a María» con las viñetas de Mahoma

El magistrado del Juzgado de lo Contencioso-Adminstrativo número2 de Córdoba ha reconocido en su auto -el mismo en el que desestima el recurso interpuesto por Abogados Cristianos contra la Diputación Provincial por infracción de la Ley de Contratos Públicos por sufragar la exposición «Maculadas sin remedio»- que al margen de la resolución de la vía administrativa, esta obra sí que ha atentado contra los sentimientos religiosos.

Según consta en el auto fechado el pasado 3 de enero, al que ha tenido acceso ABC, el magistrado del Contencioso número 2 de Córdoba reconoce que la Diputación no amparó el derecho de parte de la ciudadanía a que se respetaran sus sentimientos religiosos. El juez recoge que, efectivamente en este punto, «se puede apreciar que la Administración demandada (Diputación de Córdoba) una vez aprobado el proyecto en el que se marca la exposición «Maculadas sin remedio» y a la vista de la pintura «Con flores a María» y la imagen que en la misma se remedaba del cuadro «La Inmaculada» de Murillo, bien pudo proveer lo necesario para su retirada evitar así herir los sentimientos de la comunidad católica de la ciudad de Córdoba, y cualesquiera otras personas que pudieran sentirse ofendidas, protegiendo el derecho de esa comunidad a que se respetaran sus sentimientos religiosos y creencias de los mismos».

Para ello el magistrado del Contencioso 2 de Córdoba recuerda que como se ha pronunciado ya el Tribunal Constitucional en la sentencia 105/1990 de 6 de junio, ante la colisión de derechos fundamentales, como aquí sin duda se daban, entre la libertad de expresión artística del artículo 20 de la Constitución, y el derecho a la libertad religiosa, en su manifestación de protección y defensa de los sentimientos religiosos por parte de los poderes públicos y las autoridades españolas (entre las que hay que incluir a la Diputación de Córdoba): «el derecho a la libertad de expresión no puede comprender ni el insulto ni la ofensa gratuita».

Fuente: ABC Córdoba