(Vaticano) Ayuso: Cardenal Tauran, modelo concreto en el diálogo interreligioso

El actual Presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso rindió homenaje a su predecesor en una conferencia organizada este jueves 16 de enero de 2020 en la Universidad del Sagrado Corazón de Milán.

“Identidad, alteridad y sinceridad”. Estas fueron las tres características del diálogo interreligioso según el Cardenal Jean-Louis Tauran, destacadas por su ahora sucesor, Monseñor Miguel Ayuso Guixot, en una conferencia llevada a cabo en la Universidad del Sagrado Corazón de Milán. Monseñor Ayuso, se convirtió en jefe del Dicasterio para el Diálogo Interreligioso en 2019, y trabajó durante mucho tiempo junto al cardenal Tauran, como Secretario de este Dicasterio.

La herencia del Cardenal Tauran

En entrevista con Vatican News, el Cardenal Ayuso afirmó que “en la figura del Cardenal Tauran” se ha recibido “un modelo concreto y específico de diálogo interreligioso”. La participación del Secretario General de la Liga Musulmana Mundial durante la conferencia, destacó el espíritu y herencia que el Cardenal Tauran “ha dejado hace un año y medio”, dijo Ayuso, deseando que esto “pueda prevalecer en la promoción del diálogo”.

La figura del Cardenal Tauran, quien murió en julio de 2018, permanece muy viva, más aún desde que el diálogo interreligioso se ha convertido en un eje cada vez más central en el pontificado del Papa Francisco. Los grandes esfuerzos del Cardenal francés se han reflejado especialmente en el Documento sobre la Fraternidad Humana, firmado en Abu Dhabi en febrero de 2019, apoyado en tres principios que “son la fraternidad, la paz y la convivencia”.

La cultura del entendimiento mutuo

Siendo un “estimado colaborador de todos los obispos de Roma a los que sirvió, el Cardenal Tauran ha marcado profundamente la vida de la Iglesia universal”, explicó el cardenal Ayuso durante su conferencia, citando las palabras del papa Francisco a la muerte del cardenal francés. También mencionó los homenajes que recibió de los responsables de otras religiones, como el Gran Imam de Al-Azhar, quien lo definió como “un religioso que ha hecho una gran contribución a la promoción de la cultura del entendimiento mutuo”.

Fuerte en el deseo de dialogar

El presidente del Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso también habló sobre el último viaje del cardenal Tauran a Arabia Saudita en abril de 2018, considerándolo como un “testamento espiritual”. En aquel momento, el Cardenal francés estaba “frágil en el cuerpo, pero fuerte en la fe, en el testimonio y en el deseo de dialogar”. Aún con ello, este viaje a la cuna del Islam, fue fuertemente deseado por el Cardenal Tauran, convencido “de que las buenas relaciones entre cristianos y musulmanes podrían hacer una contribución insustituible a la paz en el mundo”, subrayando que la verdadera amenaza “no es el choque de civilizaciones”, sino “el choque de la ignorancia y el radicalismo”.

Un diálogo vivido desde la caridad del Evangelio

Finalmente, el Cardenal Ayuso expuso la firme convicción de Tauran: “las religiones no son el problema, sino que son parte de la solución”, por lo cual, están condenadas “al diálogo interreligioso”. Con ello, este diálogo “no puede entenderse si no se incluye en el largo camino de las relaciones interreligiosas de la Iglesia Católica”, subrayó Ayuso, dejando claro que este camino recorrido por el cardenal Tauran fue siempre “con gran disposición e inteligencia, y en fidelidad a las exigencias de la verdad y caridad del Evangelio”.

Fuente: Vatican News