(Ecuador) UNESCO se une a la conmemoración en memoria de las víctimas del Holocausto en Ecuador

El 25 de enero se celebró en Quito, en la Asamblea Nacional, el “Día Internacional de Conmemoración en Memoria de las Víctimas del Holocausto”, con la coorganización y participación de la Oficina de UNESCO en Quito y Representación para Bolivia, Colombia, Ecuador y Venezuela, el Sistema de Naciones Unidas en Ecuador, la Embajada de Israel, el colegio Alberto Einstein y la comunidad judía del Ecuador. Bajo el lema “La guerra dentro de la guerra: la lucha de las personas judías por sobrevivir durante el Holocausto”.

En noviembre de 2005, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó la resolución 60/7 en la que designó el 27 de enero como el “Día Internacional en Memoria de las Víctimas del Holocausto”, ya que, en esta fecha en 1945, el ejército soviético liberó el mayor campo de exterminio nazi, en Auschwitz-Birkenau (Polonia). En palabras del entonces Secretario General, Kofi Annan: “Un importante recordatorio de las enseñanzas universales del Holocausto, atrocidad sin igual que no podemos simplemente relegar al pasado y olvidar”.

El acto solemne se inició con el Himno Nacional y las palabras de bienvenida estuvieron a cargo de Iván Villa, delegado de la presidencia de la Asamblea Nacional, quien agradeció la presencia del cuerpo diplomático, de las autoridades militares, de representantes de la comunidad judía y de las más de doscientas personas allí reunidas.

En su intervención, Arnaud Peral, Coordinador Residente del Sistema de Naciones Unidas, subrayó que: “Los horrores de la Segunda Guerra Mundial dieron lugar a la creación de las Naciones Unidas, generando una luz de esperanza para restituir el ejercicio libre y pleno de los DDHH sin distinción por sexo, raza, idioma o religión”. Asimismo, dio lectura al mensaje del Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, en el que, entre otros elementos, puso de relieve que: “Este año, la conmemoración llega en medio de un incremento alarmante del antisemitismo. (…) A medida que la Segunda Guerra Mundial se desvanece en el tiempo, y el número de supervivientes del Holocausto disminuye, nos corresponde a nosotros extremar la vigilancia”.

Saadia Sánchez Vegas, se dirige al público. En la imagen la mesa directiva y las sobrevivientes del Holocausto. © Asamblea Nacional.

La directora de la Oficina de la UNESCO en Quito y Representante para Bolivia, Colombia, Ecuador y Venezuela, Saadia Sánchez Vegas, transmitió el mensaje de la Directora General de UNESCO, Audrey Azoulay, quien destacó especialmente la importancia del aprendizaje para la no repetición de los hechos y de la verdad histórica: “La preservación de la memoria pasa por apoyar las investigaciones históricas, por la enseñanza de la historia del Holocausto y de otros genocidios y crímenes masivos”.

Por su parte, Edwin Yabo, Embajador de Israel, realizó un recuento histórico de los hechos acontecidos antes y después de la Segunda Guerra Mundial, destacando que la comunidad internacional no actuó de inmediato en defensa de los judíos. Además, el Embajador Yabo invitó participar en la campaña internacional #WeRemember en conmemoración de las víctimas del Holocausto, y así sumarse a la lucha contra el antisemitismo e intolerancia que despiertan actos de violencia que culminan en corrientes de destrucción. Culminó su intervención con la frase de Elie Wiesel: “Lo contrario al amor no es el odio, es la indiferencia”.

Joachim Ernst Von Marschall, Embajador de la República Federal de Alemania, se detuvo en el alcance inédito de la barbarie en los campos de exterminio nazis: “A pesar de la extensa documentación y posibilidades de visitar los campos de exterminio, uno no puede imaginar, aun usando la más prolífica imaginación, lo que debió ser soportar el horror que se vivió”.

 

Finalizando las intervenciones de las personas de la mesa presidencial, Abraham Vigoda Maslowicz, presidente de la comunidad judía en Ecuador, expresó su gratitud al país en el que reside por la acogida a sus antepasados antes, durante y después de la guerra. También mencionó que actualmente el crimen de odio está en aumento: “En general contra diferentes razas, credos y nacionalidades”.

El evento concluyó con un rezo recordatorio conducido por el rabino Nir Koren, y posterior ceremonia de encendido de velas en conmemoración a los seis millones de víctimas del Holocausto. Seis mujeres supervivientes que residen en Ecuador fueron las encargadas de encender cada una de las velas acompañadas por familiares, estudiantes de la Unidad Educativa Alberto Einstein de Quito y miembros de la mesa directiva.

Fuente: UNESCO