(Nigeria) Iglesia nigeriana incendiada por presuntos fulani; más de 2 docenas de muertos en ataques

Se informó que la semana pasada murieron hasta 32 personas en ataques que se llevaron a cabo en áreas predominantemente cristianas del estado de Plateau en Nigeria por militantes radicales de Fulani a quienes se culpó de una serie de ataques mortales en Plateau este mes.

Un edificio de la Iglesia de Cristo en las Naciones, así como la casa de un pastor y decenas de docenas de otras estructuras, fueron destruidas como resultado de los ataques de la semana pasada, dijeron fuentes a Morning Star News .

El ex portavoz de la Cámara de la Asamblea del estado de Plateau, Titus Ayuba Alams, dijo a la organización sin fines de lucro de noticias de persecución que los militantes islámicos que se dice que eran pastores de Fulani fueron culpados por llevar a cabo ataques el 27 de enero en las aldeas de Marish y Ruboi que tomaron la vida de unas 17 personas y un 26 de enero ataque a la aldea de Kwatas que se cobró la vida de 15.

Sin embargo, las cifras proporcionadas por el Comando de la Policía del Estado de Plateau difieren de las ofrecidas por Alams. El Comando de la Policía Estatal de Plateau ha confirmado la muerte de solo 26 personas en ataques recientes en las áreas del gobierno local de Bokkos y Mangu.

“En los ataques, 14 personas murieron en Kwatas, cuatro en Sabon Barki, tres en Marish y una en Changet en Bokkos, esto hace que 22 personas mueran en Bokkos”, dijo el portavoz de la policía Ubah Ogaba al diario The Daily Post. “Además, cuatro personas fueron asesinadas en Marish en Mangu. Esto hace que el total de personas asesinadas en las dos áreas sea 26 ”.

Fulani es un grupo de personas nómadas de unos 20 millones en África occidental que han competido durante décadas con las comunidades agrícolas, muchas de las cuales en Nigeria son predominantemente cristianas, por el uso de la tierra y los derechos.

En los últimos años, la violencia se ha intensificado entre las comunidades agrícolas en el Cinturón Medio de Nigeria y Fulani. Los radicales fulani han sido acusados ​​de matar a miles a lolargo de los años a través de masacres durante la noche en pueblos dormidos, mientras que los jóvenes de las comunidades agrícolas han sido acusados ​​de llevar a cabo ataques de represalia.

Aunque los residentes del área en Kwatas culparon a los militantes de Fulani por los ataques la semana pasada, el portavoz de la policía Ubah Gabriel Ogaba solo pudo confirmar para Morning Star News que el ataque fue realizado por “pistoleros desconocidos”.

Mientras que Ogaba dijo que se incendiaron 190 casas, 123 eran casas pertenecientes a nativos de la zona y 67 casas pertenecían a pastores Fulani.

El gobernador de la meseta Simon Lalong condenó los ataques y pidió el arresto de Fulani y líderes comunitarios.

Según Ogaba, 11 personas han sido arrestadas en relación con los ataques. Entre los arrestados se encuentra un Fulani local.

Isa Bappa, presidente de la Asociación de Criadores de Ganado Miyetti Allah de Nigeria, emitió un comunicado condenando a los jóvenes en Kwatas por lanzar represalias contra los asentamientos de Fulani.

“Ambos incidentes son bárbaros y condenables”, dijo Bappa según The Premium Times . “Hacemos un llamado urgente a las agencias de seguridad en el estado para asegurar el arresto de los autores de todos los ataques”.

Bappa también denunció la noción de que se sospecha que militantes fulani llevan a cabo los ataques. Afirma que “no había pruebas claras de que el ataque fuera lanzado por ellos”.

“Instamos a las agencias de seguridad a que siempre hagan su tarea antes de cualquier declaración”, dijo.

Los ataques de la semana pasada siguen a una serie de ataques que ocurrieron a principios de mes.

El 20 de enero, presuntos pastores invadieron la aldea de Torok en el condado de Riyom y mataron a un miembro de COCIN de 25 años llamado Reuben Bulus. Dos días antes de la muerte de Bulus, 13 miembros de COCIN fueron asesinados en la aldea de Kulben, en la meseta, en el condado de Mangu.

El 1 de enero en Riyom, se dijo que el miembro de COCIN Ngam Stephen Dachung fue asesinado por presuntos pastores.

La organización no gubernamental con sede en el Reino Unido Humanitarian Aid Relief Trust estimó en un informe que al menos 1,000 cristianos en Nigeria fueron asesinados en 2019 por presuntos pastores de Fulani o militantes de Boko Haram. Además, la ONG también estima que alrededor de 6,000 cristianos han sido asesinados desde 2015, y hasta 12,000 desplazados de sus aldeas.

Los activistas de derechos humanos han pedido al gobierno federal nigeriano que tome más medidas para detener la escalada de violencia que se está produciendo en Nigeria. Los defensores de las comunidades agrícolas cristianas han argumentado que el gobierno ha hecho muy poco para proteger a sus comunidades del aumento de la violencia mortal.

En diciembre, el Departamento de Estado de EE. UU. Incluyó a Nigeria por primera vez en su “lista de vigilancia especial” para los países que participan o toleran violaciones graves de la libertad religiosa debido a la falta de una respuesta efectiva del gobierno a la creciente violencia.

Mientras Estados Unidos recibe a funcionarios del gobierno nigeriano para la quinta reunión de la Comisión Binacional Estados Unidos-Nigeria en Washington, DC, esta semana, se instó al Secretario de Estado Mike Pompeo a presionar a los funcionarios nigerianos sobre por qué no se brinda protección a las comunidades vulnerables.

Más de 50 líderes religiosos y de derechos humanos firmaron una carta enviada el 24 de enero a Pompeo pidiéndole que incluya la persecución religiosa en la agenda de las reuniones de la Comisión Binacional el lunes y martes de esta semana.

La carta, una copia de la cual fue obtenida por The Christian Post, hizo un llamado para que Estados Unidos cree una “sesión especial” en la reunión de esta semana que permita a los miembros de la Mesa Redonda Internacional de Libertad Religiosa tener un diálogo con el gobierno nigeriano.

“A pesar de que colocaste a Nigeria en la Lista de Vigilancia de los Países Perseguidores, los asesinatos atroces de cristianos continuaron ocurriendo durante toda la Navidad”, dice la carta. “La ejecución de un líder secuestrado por la Asociación Cristiana de Nigeria (CAN) esta semana es solo lo último de las atrocidades diarias que se han cobrado más de 100 vidas desde el mes pasado”.

Entre los firmantes de la carta se encuentran activistas que participaron en la Ministerial de Libertad Religiosa Internacional del Departamento de Estado en julio pasado, incluido el abogado de derechos humanos y activista por la libertad religiosa Emmanuel Ogebe del Grupo de Leyes de Nigeria de EE. UU.

La carta también fue firmada por la abogada de derechos humanos Anne Buwalda de la Campaña del Jubileo.

En julio, la Campaña del Jubileo le dijo a la Corte Penal Internacional en La Haya, Países Bajos, que el “estándar para el genocidio” se ha alcanzado en relación con las masacres de comunidades cristianas en Nigeria por militantes fulani y Boko Haram.

“La situación ha cambiado considerablemente y la realidad es bastante diferente de 2016”, agrega el informe de la Campaña del Jubileo. “Se justifica la precaución al prescribir la culpa a cualquier grupo, pero en vista de la evidencia agregada, la situación ya no puede llamarse enfrentamientos cuando un grupo de más de 200 ataca una aldea cristiana y mata a civiles en las primeras horas de la mañana mientras duermen. La CPI en su vigilancia continua de Nigeria debería actualizar su información para el registro “.

Nigeria se ubica como el 12º peor país del mundo en lo que respecta a la persecución cristiana en la Lista Mundial de Vigilancia 2020 de Open Doors USA.

Fuente: Christian Post