(Brasil) Suspenden exposición blasfema contra Virgen María

La Secretaría Municipal de Cultura de Río de Janeiro suspendió el sábado 29 de febrero la exposición blasfema que mostraba a la Virgen María con un seno expuesto y un órgano sexual masculino.

La obra “Todxs xs santxs – renomeado – #eunãosoudespesa”, del artista Órion Lalli, se exhibió en el Centro Municipal de Arte Hélio Oiticica, espacio de la Secretaría Municipal de Cultura del Municipio de Río de Janeiro. Ésta fue denunciada penalmente por diputados católicos debido a su contenido blasfemo y su falta de respeto a los sentimientos religiosos.

El 27 de febrero, el diputado estatal Márcio Gualberto y la diputada federal Chris Tonietto informaron que presentaron la denuncia en la Comisaría de Delitos Raciales e Intolerancia (Decradi) y en el Ministerio Público “contra el autor del trabajo blasfemo, que vilipendió la fe cristiana”.

Según el periódico O Globo, la Secretaría Municipal de Cultura expresó que “mantendrá la suspensión de la exhibición mientras la denuncia esté en curso y respetará el proceso legal, en espera de la decisión judicial”.

Además, la Secretaría “reafirma su compromiso con el respeto constitucional a la libertad religiosa y todas las creencias” y señala que “nuestras instalaciones albergan manifestaciones culturales de todos los idiomas y estilos, siendo uno de nuestros pilares el respeto a la libertad artística”.

A su vez, el diputado Márcio Gualberto dijo al diario que el secretario de Cultura de Río de Janeiro, Adolpho Konder, “ya había hablado, por medio de un video, diciendo que la ciudad no toleraría el vilipendio de la fe cristiana”.

“Quien quiera ser respetado, debe dar un ejemplo: es un principio básico de una sana convivencia entre los seres humanos. No estoy enojado con el autor. Quiero que Dios lo toque y se dé cuenta de que cometió un error”, dijo Gualberto.

El jueves 20 de febrero, un equipo de la Secretaría de Cultura estuvo en el local y solicitó que la edad mínima para verla no sea de 10 años sino de 16 años.

Luego, el domingo 23 de febrero, Adolpho Konder declaró en un video publicado en Facebook que el artista Órion Lalli, responsable de la obra, será “oficiado” antes de la inauguración de la exposición, ya que el centro cultural está cerrado debido al receso del Carnaval de Río y solo volvería a abrir el lunes.

Según el secretario de Cultura, después de recibir la acusación sobre el trabajo blasfemo, fueron al lugar y encontraron “vilipendio”.

“Me gustaría señalar que el Departamento Municipal de Cultura acoge los más diversos eventos culturales y artísticos, pero no podemos admitir nada que promueva la intolerancia y la ofensa al sentimiento religioso de cualquier credo”, dijo Konder, alegando que “esta exposición fue aprobada por un curador en la gestión previa a la nuestra”.

Fuente: El Informador