(China) La llamada cuestión de los “derechos humanos” en Xinjiang es una mentira política

Afectada por la nueva epidemia de neumonía de nuevo coronavirus, la 43ª sesión del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, que se celebraba en Ginebra, se ha suspendido temporalmente desde el 13 de marzo. Sin embargo, el ataque a China por parte de los países involucrados sobre Xinjiang no se detuvo.

Estados Unidos lanzó recientemente el llamado “Informe Nacional de Derechos Humanos para 2019”, que una vez más atacó la situación de derechos humanos de China y las políticas territoriales de Xinjiang y calumnió a China por detener a uigures en “campos de detención”. Estas falacias, como la calumnia contra China por parte de representantes de los Estados Unidos y otros países occidentales en la Conferencia de Derechos Humanos de las Naciones Unidas en Ginebra, no tienen una base objetiva y son esencialmente mentiras políticas. El propósito es interferir en los esfuerzos antiterroristas de Xinjiang y obstaculizar el desarrollo de China.

En julio de 2019, 51 países, incluidos 28 Estados miembros de la Organización de Cooperación Islámica, enviaron conjuntamente una carta al presidente del Consejo de Derechos Humanos de la ONU y al Alto Comisionado para los Derechos Humanos para apreciar la política antiterrorista de China en Xinjiang y la atención del gobierno chino a los musulmanes. Pisarevich, Representante Permanente Adjunto de Bielorrusia ante la Oficina de las Naciones Unidas en Ginebra, dijo después de visitar los centros de capacitación: “Sin estos centros de capacitación, los jóvenes que han cometido delitos menores probablemente irán a prisión. Quiero preguntar a los occidentales. ¿los críticos estarán contentos con tal final?”

Los hechos han demostrado completamente que la cuestión relacionada con Xinjiang no es en absoluto cuestión de derechos humanos, religión y etnia, sino cuestión antiterrorista y antisecesión. En diciembre del año pasado, se transmitieron dos documentales en inglés sobre antiterrorismo en Xinjiang en CGTN, una subsidiaria del Grupo de Medios de China, que causó amplias repercusiones en el extranjero. Muchos internautas extranjeros han dejado comentarios y han dicho: “La verdad está ahí” y “Es hora de señalar la hipocresía y el doble estándar de esos países occidentales”.

De hecho, algunos países y fuerzas atacan la política territorial de China. Puede ser que algunos de ellos no saben la verdad, pero otros no están dispuestos a reconocer la verdad y utilizar los derechos humanos como una herramienta política para desacreditar a China. Es ridículo que muchos de los países que atacan las políticas territoriales de China so pretexto de los llamados derechos humanos tengan muchos malos registros de derechos humanos.

El rumor no es la verdad. Para que la comunidad internacional comprenda realmente el desarrollo de Xinjiang, el gobierno chino ha recibido a más de 1,000 diplomáticos, funcionarios de organizaciones internacionales, reporteros de medios y líderes religiosos de diversos países que visitaron Xinjiang. Todos dijeron lo que vieron en Xinjiang y lo que describieron algunos medios occidentales es totalmente diferente

Según se ha programado, la Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos Bachelet visitará Xinjiang este año. Esta es una buena oportunidad para que los extranjeros entiendan Xinjiang. Ella experimentará personalmente el desarrollo de la economía, la sociedad y los derechos humanos en Xinjiang. Le contará al mundo un verdadero Xinjiang y dejará que los llamados “defensores de los derechos humanos” lo escuchen.

Fuente: CRI