(Nueva Zelanda) Nueva Zelanda despenaliza el aborto

La protesta de los obispos de Nueva Zelanda contra el proyecto de ley para despenalizar el aborto no sirvió de nada: después de haber sido adoptado en primera lectura en el verano de 2019, el texto finalmente fue aprobado por el Parlamento el 18 de marzo de 2020.
“Quieren aprobar el aborto a petición”, expresó la Conferencia Episcopal de Nueva Zelanda en un comunicado emitido el 19 de febrero de 2020.

Unos días antes, el 14 de febrero, la Comisión Parlamentaria encargada de la revisión de la ley del aborto dio luz verde a la presentación en segunda lectura del texto para ampliar el límite de tiempo para recurrir a la “interrupción voluntaria del embarazo”, es decir, autorizar el aborto después de las 20 semanas legales actualmente.

“Esta medida facilitará el aborto de los niños con discapacidades”, lamentó Cynthia Piper, portavoz de la conferencia episcopal. Lo que entonces no era más que un proyecto de ley que evitaba hacer cualquier referencia a las anomalías fetales, dejó el campo abierto a una eugenesia más perniciosa que su mismo nombre.

La Primer Ministro Jacinda Ardern se implicó personalmente en la batalla: “Ha llegado el momento de cambiar la ley”, declaró la jefa del gobierno de Nueva Zelanda, en respuesta a las recomendaciones de la Comisión Parlamentaria.

El Parlamento le dio la razón, al aprobar el 18 de marzo de 2020, por 68 votos “a favor” contra 51 “en contra”, la despenalización del aborto, un acto que anteriormente se castigaba con pena de cárcel.

“La aprobación del proyecto de ley será una catástrofe, porque los derechos de los niños por nacer ya no estarán garantizados”, dijeron los obispos de Nueva Zelanda. Menos aún los derechos del Creador y Dueño de la vida.

Fuente: FSSPX Noticias