(Alemania) Las iglesias alemanas planean continuar las conversaciones sobre la comunión compartida

La conferencia de obispos católicos alemanes y el consejo de la Iglesia Evangélica en Alemania planean continuar sus discusiones sobre la comunión compartida, informó la agencia de noticias católica alemana, KNA.

Los teólogos y obispos católicos y protestantes alemanes habían publicado una evaluación del tema en mayo, y estaba previsto que se discutiera en la asamblea plenaria de otoño de los obispos alemanes en Fulda a finales de septiembre.

Sin embargo, el 18 de septiembre, la Congregación Vaticana para la Doctrina de la Fe expresó fuertes objeciones a la evaluación, diciendo que las diferencias entre católicos y protestantes en la comprensión de la Eucaristía y el ministerio eran “todavía tan graves” que descartaban la asistencia a los servicios de cada uno, informó la KNA.

El 6 de octubre, los líderes de ambas iglesias identificaron preguntas que “aún deben ser aclaradas” y abordadas por las partes católica y protestante de diferentes maneras, informó KNA.

“Para la Iglesia Católica, las preguntas abiertas tienen tanto peso que no se siente capaz de permitir la participación mutua en general antes de que sean aclaradas, especialmente porque la cuestión de la unidad de la Iglesia Católica también se ve afectada aquí”, dijo la declaración de los líderes de la iglesia.

Alemania tiene muchos matrimonios mixtos – católicos y protestantes – y la cuestión de poder recibir la comunión en las iglesias de cada uno ha sido durante mucho tiempo un tema de preocupación. En 2018, una pareja católico-luterana que llevaba 24 años casada dijo al Servicio de Noticias Católico que muchas parejas como ellas “han experimentado desaires y frialdad de las iglesias, lo que ha tensado su matrimonio y ha llevado al distanciamiento de la iglesia”.

“Sería totalmente inimaginable para nosotros estar separados el uno del otro en la mesa del Señor, cuando compartimos toda nuestra vida juntos en todo lo demás”, dijeron Herbert e Ines Heinecke.

Cuando el Papa Francisco visitó una parroquia luterana en Roma en noviembre de 2015, una mujer luterana casada con un católico le preguntó al Papa Francisco por qué no podía recibir la comunión cuando iba a misa con su marido.

El Papa respondió que no podía emitir una regla general sobre la comunión compartida, pero que la pareja debía rezar, estudiar y luego actuar de acuerdo a sus conciencias.

En mayo de 2018, el Papa Francisco pidió a los obispos de Alemania que continuaran trabajando juntos para encontrar un consenso más amplio sobre las directrices para permitir a un protestante casado con una católica recibir la Eucaristía. El Vaticano dijo que se les dijo a los obispos alemanes, “El Papa Francisco aprecia el compromiso ecuménico de los obispos alemanes y les pide que encuentren, en un espíritu de comunión eclesial, un resultado lo más unánime posible”.

Fuente: Crux