(Arabia Saudita) La Meca reabre sus mezquitas entre mascarillas y pantallas electrónicas

Alrededor de 1.500 mezquitas de la ciudad sagrada de La Meca reabrieron este domingo tras casi tres meses cerradas para evitar la propagación de la pandemia de COVID-19, entre medidas de seguridad sanitaria como el uso obligatorio de la mascarilla y pantallas electrónicas para concienciar a los fieles.

Con la ayuda de voluntarios, las autoridades han esterilizado los lugares de culto y han colocado pantallas electrónicas con consejos e instrucciones en más de diez idiomas “para prevenir el virus y garantizar la seguridad de los asistentes”, según informó este sábado el Ministerio de Asuntos Islámicos.

Aunque las otras 90.000 mezquitas del país ya acogían a los fieles desde el pasado 31 de mayo, en La Meca no reabrieron hasta este domingo al entrar en vigor la última fase de desescalada en el país, que también incluye el fin del toque de queda y la reactivación de la actividad comercial y económica.

Además de imponer un sistema de distanciamiento social, los asistentes a los rezos en la ciudad sagrada deberán hacer las abluciones o lavados previos en sus casas y portar sus propias alfombras sobre las que colocarse para rezar, de acuerdo con el departamento.

Por su parte, los responsables de los centros deberán retirar los coranes en exposición, mantener abiertas las puertas y ventanas, imponer el uso de las mascarillas, cerrar las instalaciones cuando no haya plegarias y limitar el sermón de los viernes a 15 minutos.

El Ministerio de Interior informó de que a partir de las 06.00 hora local del domingo (03.00 GMT), dejaba de estar en vigor el toque de queda en todas las provincias y se permitiría la reanudación de todas las actividades económicas y comerciales.

En un comunicado, el departamento indicó que quedan prohibidas todas las reuniones de más de 50 personas, si bien todavía no se ha pronunciado sobre la posible cancelación de la peregrinación anual a La Meca, que cada año atrae a millones de musulmanes.

Según los últimos datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el país árabe ha registrado casi 155.000 casos de coronavirus y más de 1.200 fallecimientos.

Fuente: Religión Digital