(Argentina) Grupo católico sanrafaelino pide que se suprima de la pantalla la emisión de la telenovela brasileña Jesús

El pasado lunes el canal nacional Telefe estrenó en su pantalla la telenovela Jesús, una ficción brasileña basada en la historia de Jesús de Nazaret que está teniendo muy buenos resultados en el rating. A pesar de esto, desde San Rafael un grupo de personas salió a realizar una campaña para pedir que se suprima de la pantalla, al menos en la tv local.


En las últimas horas comenzó a circular el petitorio por cadenas de whatsapp y otras redes sociales donde solicitan que la misma se excluya de la programación ya que “atenta contra la libertad religiosa” y también porque “tergiversa los hechos narrados en los Santos Evangelios”.
Jesús es una producción brasileña a la que se vincula a la Iglesia Universal. Fue realizada por RecordTV en asociación con la productora Casablanca y fue escrita por Paula Richard, con la dirección de Edgar Miranda. Pertenece a los mismos creadores de Moisés y los diez mandamientos, una ficción que también se emitió en 2016 por el mismo canal. En medio de la cuarentena, la historia ha tenido muy buenos niveles de rating, pero también ha empezado a generar discordia.


“Acerca de la película novelada que TVA Canal 4 de San Rafael está emitiendo en su programación, advertir sobre su contenido y pedir al encargado de programación que sea retirada”, destaca el texto que además nombra a un empleado de la empresa y deja un número de celular para que las personas le hagan el pedido directamente a su teléfono, que –por razones obvias- no vamos a reproducir en estas páginas.
“Atenta contra la ley de libertad religiosa, ya que expresa una supuesta fe de la Iglesia Universal lo cual se muestra contraria a lo que enseña el Evangelio, a la enseñanza de la Iglesia y a todos los católicos que viven su fe y respetan la creencia de los demás”, destaca el mensaje y agrega que “tienen el número de contacto para enviar este pedido, solicitando respeto a los creyentes que ven en esta serie una clara ofensa a Dios y una tergiversación de los hechos históricos narrados en los Santos Evangelios”

Fuente: Diario San Rafael