(Bielorrusia) Bielorrusia impide la entrada al país del arzobispo de Minsk

El jefe de la Iglesia católica bielorrusa, monseñor Tadeusz Kondrusiewicz, no pudo entrar a su país por guardias de fronteras, en momentos en que Bielorrusia es sacudida por un enorme movimiento de protesta.

“No entiende lo que ocurrió, no le explicaron las razones”, declaró a la AFP Yuri Sanko, su portavoz, añadiendo que el arzobispo de Minsk regresaba desde Polonia y “actualmente se encuentra esperando” en la frontera.

“Aquí en Bielorrusia estamos tratando de solucionar esta situación”, añadió. Interrogados por la AFP, un representante del servicio de la guardia de fronteras bielorruso y otro del ministerio del Interior se negaron a hacer comentarios.

Bielorrusia se encuentra sumida en un movimiento de protestas sin precedentes desde hace tres semanas. El domingo, la oposición concentró en las calles de la capital a decenas de miles de personas por tercer fin de semana consecutivo, denunciando la reelección, considerada fraudulenta, del jefe del Estado Alexander Lukashenko.

Este movimiento ha sido objeto de una fuerte represión por parte de las fuerzas de seguridad, que han matado al menos a tres personas y herido a varias decenas, algo denunciado por la Iglesia católica de Bielorrusia.

Monseñor Tadeusz Kondrusiewicz, de 74 años, se había reunido con el ministro del Interior, Yuri Karaiev, tras las primeras manifestaciones después de las elecciones, solicitándole el fin de la violencia.

El domingo, afirmó en una entrevista a la emisora de radio polaca Radio Maria que “hay razones para pensar que las elecciones no fueron equitativas”.

La Iglesia católica estima que alrededor del 15% de la población de Bielorrusia, país con 9,5 millones de habitantes, se considera católica, sobre todo en el oeste de su territorio. Es la segunda religión del país por detrás del cristianismo ortodoxo.

Fuente: Religión Digital