(Colombia) Obispos lamentan protestas que dejaron varios muertos y cientos de heridos

El secretario general de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC), Mons. Elkin Álvarez Botero, lamentó las violentas manifestaciones que dejaron hasta el momento ocho fallecidos y más de 370 heridos, ocurridas tras la difusión de un video que muestra a un hombre intervenido violentamente por la Policía, y que posteriormente murió en un centro de salud.

Desde la tarde del miércoles y hasta la madrugada de hoy jueves, miles de personas protestaron violentamente en varios barrios de Bogotá, luego que se hizo viral en las redes sociales un video que muestra a dos policías interviniendo con violencia al abogado y taxista Javier Ordóñez Bermúdez, de 45 años de edad.

En el video se ve a uno de los agentes aplicarle a Ordóñez varias descargas eléctricas, mientras el abogado dice “por favor, ya no más”. La persona que grabó la escena y otras más también pedían a los agentes que se detuvieran. Finalmente el hombre fue llevado a una estación policial y luego a un centro de salud donde murió.

Según informa la BBC, el hecho sucedió el martes 8 de septiembre. Dos policías detuvieron a Ordoñez Bermúdez en el barrio bogotano de Santa Cecilia por encontrarse tomando licor con otras personas y discutiendo, en una situación que según los agentes se tornó agresiva.

Según informa Caracol, en la noche del miércoles 9 de septiembre fueron atacadas al menos 45 estaciones de policía en localidades como Chapinero, Kennedy, Usaquén y Kennedy. Otros 10 buses de Transmilenio fueron vandalizados y locales comerciales sufrieron graves destrozos.

“Lamentamos mucho lo acaecido y extendemos nuestra solidaridad y fraternidad a los familiares de Javier Ordóñez que falleció inicialmente y también a los que han fallecido en medio de las protestas”, dijo Mons. Álvarez a ACI Prensa este 10 de septiembre.

“Nos dolemos mucho por esta situación y recordamos que la violencia engendra violencia. La fuerza pública no puede exagerar en el uso de su potestad o poder. No puede acudir a estas formas de violencia en contra de las personas”, resaltó el también Obispo Auxiliar de Medellín.

Ante lo ocurrido, el ministro de Defensa, Carlos Holmes Trujillo, anunció que para garantizar el orden público se reforzará el dispositivo de policía con 750 uniformados, más 850 que llegan de otras regiones del país, además del despliegue de 300 soldados de la Brigada 13 del Ejército que apoyarán la labor de la Policía Nacional.

En declaraciones a la prensa, Holmes dijo que “el Ministerio de Defensa rechaza y condena cualquier acto de un miembro de la policía que incurra en violaciones a la ley o desconocimiento de los reglamentos internos”.

Sobre los responsables de la muerte de Ordóñez, Holmes precisó que “los dos agentes son ya objeto de investigación disciplinaria y penal y la institución dará toda la colaboración que requiera la autoridad competente”.

Por su parte, el general Gustavo Moreno, subdirector general de la Policía, dijo que “la Policía Nacional rechaza cualquier acto que vaya en contra de la vida o integridad de los ciudadanos”.

El presidente de Colombia, Iván Duque, también se pronunció y dijo que “tenemos que ser claros en que no puede haber tolerancia cuando se abusa del uniforme o de la autoridad. Hemos visto hechos dolorosos el día de hoy (ayer) pero hemos visto la actitud gallarda y férrea de los comandantes de la policía y del ministro de la Defensa y de toda la institucionalidad para que se hagan las investigaciones, se avance con celeridad y se apliquen las normas como tiene que ser”.

Mons. Elkin Álvarez dijo a ACI Prensa que “debemos dejar que la justicia haga su trabajo y que investigue porque no es tolerable este abuso de la violencia” por parte de agentes de la Policía.

“También tenemos que tener la sensatez y claridad del momento para no dejar que estas manifestaciones se desborden en hechos peores por los cuales se está protestando”, continuó y precisó que las protestas son “prueba de que la violencia engendra violencia, y es necesario frenar este círculo”.

“Condenamos el hecho de violencia que se ha presentado inicialmente y pedimos a la fuerza pública que se revisen estas situaciones y que se tomen todas las medidas para que no se vuelvan a presentar nuevamente”, destacó el Prelado.

“Invitamos a todos a impedir justamente que el círculo de la violencia continúe”, concluyó.

Fuente: ACI Prensa