(Cuba) Cuba en Semana Santa: misas y sermones para unos y censura para otros

El régimen de Cuba concedió espacios en la radio y la televisión estatal a la Iglesia Católica y a otras congregaciones cristianas durante Semana Santa y “hasta que se acabe la situación de aislamiento por el coronavirus”, según publicaron medios oficiales.

Al respecto, cubanos practicantes de diferentes religiones opinaron a Radio Televisión Martí que, aunque todavía son exiguas las concesiones, ésta es una señal favorable para la comunidad cubana creyente.

Este año, la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba (COCC) obtuvo una respuesta positiva del gobierno a su solicitud de disponer de un espacio radial y televisivo a nivel nacional para transmitir algunas solemnidades y reflexiones de la Semana Santa.

“Los católicos vemos con mucha alegría el hecho de contar con transmisiones televisivas y radiales de algunas celebraciones importantes, especialmente en estos tiempos que estamos privados de ir a los templos por el Covid-19. Creo que es un paso más hacia la plena libertad de culto en Cuba, un paso positivo”, aseguró Jorge Guillén, miembro del Centro de Estudios Convivencia, con sede en la ciudad de Pinar del Río.

El joven señaló “que es un derecho para cualquier religión el acceso a los medios de comunicación. Incluso las que no han sido reconocidas oficialmente deberían tener el derecho de acceder a los medios para poder establecer una mejor comunicación con los fieles y evangelizar. El poder político no puede decidir lo que es religión o no, ni puede dar permisos discrecionales, sino que ha de reconocer y respetar la plena libertad religiosa”, manifestó.

Asimismo, el diario Evangélico Digital informó que líderes de las más representativas iglesias evangélicas cubanas también transmitieron mensajes grabados de quince minutos en la televisión nacional durante Semana Santa.

El evangélico y periodista independiente, Yoe Suárez, indicó que “la transmisión de cierta programación durante Semana Santa dedicada a las comunidades cristianas, evangélicas o católicas, es un buen signo de posibles reformas que pudieran hacerse, no sé si estoy siendo demasiado optimista”, recalcó y más adelante agregó que “ esto no es algo que ha ocurrido por obra y gracia del Comité Central del Partido Comunista, si no que ha habido peticiones sucesivas, insistentes por parte del liderazgo religioso, de las autoridades de la comunidad evangélica por ejemplo, para tener estaciones de radio o una programación más amplia dentro de la radio estatal”.

La transmisión de mensajes, liturgias y celebraciones por la Semana Santa católica y de otras iglesias cristianas, no cumple el tradicional y consuetudinario pedido de denominaciones religiosas establecidas en la isla de disponer de un mayor acceso a los medios.

Pero, Yoe Suárez puntualizó que: “hay un programa que se transmite los domingos en la radio nacional que dura 15 minutos que está dedicado a que la comunidad cristiana comparta un mensaje de fe. Es un espacio, por supuesto dirigido por el Consejo de Iglesias de Cuba que es una institución que, más que defender los derechos de la comunidad cristiana, lo que hace es básicamente defender al partido comunista de esa comunidad cristiana y castigar a quienes no estén haciendo las cosas de acuerdo a los designios del partido único”.

El pastor apostólico, Mario Travieso, del Ministerio Internacional Viento Recio, una iglesia considerada ilegal por las autoridades cubanas, apuntó que ellos han cumplido con todos los requerimientos exigidos para legalizar su denominación en Cuba, pero en 60 años no lo han conseguido.

Luego añadió: “Pienso que cualquier cosa que tenga que ver con la iglesia que se ponga en la televisión es bueno, pero todo eso está manipulado. Las transmisiones radiales y televisivas, que nos excluyen a nosotros, porque no pertenecemos al Consejo de Iglesias”.

“Creemos que es injusto un espacio tan reducido para la fe, mientras ellos, [el gobierno], tienen una Mesa Redonda que dura una hora cada día. Un programa de 15 minutos, que no sale en vivo, que tiene que cumplir una serie de requisitos con los que no estamos de acuerdo además, eso suena a migaja. Podían darnos más tiempo en los medios oficiales, pero aun así, creemos que el muro comenzó a rajarse”.

Por su parte, el ICRT (Instituto Cubano de Radio y Televisión) censuró la noche del domingo las intervenciones televisivas programadas de líderes cristianos. Se trata de Alida León de la Liga Evangélica de Cuba, Moisés de Prada de las Asambleas de Dios y Dariel Llanes de la Convención Bautista de Cuba Occidental, denunció el sitio digital La Hora de Cuba.

Fuente: Radio Televisión Marti