(España) España comienza el juicio por el asesinato de 5 jesuitas en El Salvador

La Audiencia Nacional de España inició el lunes el juicio de dos ex militares salvadoreños por su presunta participación en la masacre de cinco sacerdotes españoles en El Salvador hace más de tres décadas.

Inocente Orlando Montano, ex coronel que fue viceministro de seguridad pública de El Salvador durante la guerra civil de 1979-1992, se enfrenta a una pena de hasta 150 años de prisión por los asesinatos de 1989.

Los Estados Unidos extraditaron a Montano a España en 2017 para que se enfrentara a los cargos de asesinato terrorista y crímenes de lesa humanidad.

Montano, que tiene 70 años y una salud frágil, testificará a finales de esta semana.

Los fiscales también han pedido cinco años de prisión -uno por cada uno de los asesinatos- para René Yusshy Mendoza, teniente del ejército y miembro del batallón Atlacatl que presuntamente mató a los sacerdotes de la Universidad Centroamericana de San Salvador.

Mendoza ha confesado el crimen. Durante la sesión de apertura del juicio el lunes en Madrid, su abogado argumentó que Mendoza debería ser excluido del caso por prescripción.

Ambos acusados supuestamente participaron en la “decisión, diseño o ejecución” de los asesinatos, según el relato del fiscal visto por The Associated Press.

Hasta ahora son los únicos que se enfrentan a cargos en España después de que El Salvador se negara a extraditar a otros 16 sospechosos que habían sido acusados en el caso.

El padre Ignacio Ellacuría era el decano de la Universidad Centroamericana y una mente prominente detrás de la llamada Teología de la Liberación, una escuela de pensamiento con mentalidad social que se extendió entre el clero en la década de 1960, especialmente en América Latina. Él y los otros sacerdotes jesuitas que murieron ayudaron a organizar las conversaciones de paz para poner fin a la guerra.

Otro sacerdote de El Salvador, su ama de llaves y su hija también fueron asesinados en el ataque del 16 de noviembre de 1989 a la universidad. El tribunal español no está juzgando a los acusados de esos asesinatos.

La indignación por la masacre dio lugar a una investigación del Congreso de los Estados Unidos en la que se determinó que los miembros de la fuerza que mató a los sacerdotes habían recibido entrenamiento del ejército de los Estados Unidos.

La fecha del juicio, largamente esperada, se había fijado antes de que la pandemia de coronavirus redujera al mínimo los procedimientos judiciales en España. Está previsto que termine el 16 de julio.

En audiencias previas al juicio, Montano había rechazado su papel en los asesinatos.

Fuente: Crux