(Estados Unidos) 100 pastores cristianos y defensores de la vida instan a los demócratas a poner fin al “extremismo del aborto” en la plataforma del partido

Más de 100 pastores cristianos y académicos y defensores pro-vida han pedido al Comité Nacional Demócrata “que reconozca la inviolable dignidad humana del niño, antes y después de su nacimiento”, y que adopte una plataforma de partido que sea más amigable para los que están a favor de la vida.

“Algunos de nosotros somos demócratas registrados y otros no, pero apreciamos el compromiso declarado del Partido Demócrata con los derechos humanos, la igualdad y la justicia”, escribieron en una carta al Comité de la Plataforma Democrática, organizada por el grupo pro-vida Demócratas por la Vida.

“En consecuencia, instamos al Partido Demócrata a adoptar políticas que protejan tanto a las mujeres como a los niños: protección legal para los niños prematuros, mejor atención prenatal para las mujeres necesitadas, especialmente las mujeres de color, alternativas al aborto y una cultura integral de vida libre de violencia, pobreza y racismo”, agrega la carta.

La carta señala que los Estados Unidos “es sólo uno de los siete países, junto con Corea del Norte, que permiten la horrible práctica del aborto tardío electivo después de 20 semanas”.

Los firmantes instaron al Comité de Plataforma Democrática “a rechazar una prueba de fuego sobre las personas pro-vida de fe que buscan un cargo en el Partido Demócrata”. Crucialmente, le urgimos a terminar con el apoyo explícito en su plataforma al extremismo del aborto, como el aborto financiado por los contribuyentes en América y en el extranjero, al que se opone el 60% y el 76% de los votantes”.

El año pasado, Joe Biden, el presunto nominado presidencial del partido, revirtió su apoyo de décadas para restringir el financiamiento federal de los abortos, según The Associated Press, que lo citó diciendo en ese momento: “Así como nunca he intentado imponer mi punto de vista a nadie sobre cuándo comienza la vida, nunca he intentado imponer mi punto de vista sobre quién debe pagar por ella”.

Steven Krueger, presidente de la organización sin fines de lucro Demócratas Católicos, advirtió en su momento que “el ala extrema izquierda del partido ha tenido influencia en una serie de cuestiones, en particular en el tema del aborto, que no va a servir a los candidatos una vez que estén en las elecciones generales”.

“Y el problema es que es muy difícil volver al medio una vez que tomas una posición sobre algo tan blanco y negro como si quieres o no derogar” las restricciones a la financiación federal del aborto, añadió.

En febrero, activistas de Demócratas por la Vida celebraron una conferencia de prensa en Charleston, Carolina del Sur, antes de las elecciones primarias del estado para expresar su disgusto con las posturas de los candidatos demócratas sobre el aborto, ya que casi todos ellos se oponían a las prohibiciones del aborto tardío y a los reglamentos de seguridad de la industria del aborto.

La Directora Ejecutiva de Demócratas por la Vida, Kristen Day, dijo entonces que en sus 18 años de carrera no había visto tal extremismo en el Partido Demócrata sobre el aborto. Desde 2010, advirtió, los demócratas habían perdido sus ventajas políticas en los estados del sur, incluyendo Arkansas, Mississippi, Alabama y Louisiana que habían pasado del azul al rojo.

El Partido Demócrata, añadió, se había alejado del aborto “seguro, legal y poco común” para apoyar el aborto hasta los nueve meses por cualquier motivo.

Fuente: Christian Post