(Estados Unidos) Agencia de adopción cristiana no puede ser cerrada por negarse a colocar niños con parejas gays: tribunal

Un tribunal federal ha llegado a la conclusión de que una agencia de adopción cristiana con sede en Nueva York no puede ser obligada a cerrar debido a su política de sólo colocar niños en familias heterosexuales casadas.

New Hope Family Services presentó una demanda contra los funcionarios estatales después de que se le dijo que su política basada en la fe de sólo colocar a los niños en hogares heterosexuales casados violaba una ley estatal de 2013.

La Jueza del Tribunal de Distrito de EE.UU. Mae D’Agostino concedió a New Hope un mandato judicial preliminar contra la interpretación de la ley por parte de la Oficina de Servicios para Niños y Familias de Nueva York.

En su decisión del lunes, D’Agostino concluyó que la interpretación de la OCFS de la ley estatal de adopción contra New Hope “demuestra cierta animosidad hacia determinadas creencias religiosas”.

“Si bien no toda la evidencia discutida pesa a favor de un hallazgo de hostilidad cuando se la considera individualmente, la totalidad de la evidencia indica que la sección 421.3(d), tal como fue promulgada y aplicada por la OCFS, no es neutral y parece estar basada en cierta hostilidad hacia las creencias religiosas de New Hope”, escribió D’Agostino.

“Para determinar la hostilidad, el Tribunal se basa en varios factores … Entre esos factores figuran la aplicación por la OCFS del lenguaje aparentemente permisivo del artículo 110 de la Ley de relaciones internas de Nueva York como requisitos obligatorios del apartado d) del párrafo 3 del artículo 421, la gravedad de las acciones de la OCFS y la falta de explicación en cuanto a la autoridad legal para emprender esas acciones, y las declaraciones formuladas por el personal de la OCFS que demuestran sus motivaciones para hacer cumplir el apartado d) del párrafo 3 del artículo 421”.

El abogado principal de la Alianza para la Defensa de la Libertad, Roger Brooks, cuya organización ayudó a representar a New Hope, celebró el otorgamiento de la orden preliminar.

“El fallo de hoy indica que el intento del estado de cerrar New Hope violó los derechos fundamentales protegidos por la Primera Enmienda: la libertad de decir lo que crees y la libertad de practicar las enseñanzas de tu fe”, dijo Brooks en una declaración publicada el lunes.

“Afortunadamente, este fallo significa que New Hope puede seguir ofreciendo el apoyo excepcional que ha proporcionado durante décadas mientras continúa su demanda contra la política inconstitucional del Estado”.

En 2018, la OCFS de Nueva York concluyó que New Hope violó una ley estatal de 2013 que prohibía la discriminación contra los solicitantes de servicios de adopción por su orientación sexual y estado civil.

En respuesta, New Hope demandó a la OCFS, acusando al organismo gubernamental de violar la Primera Enmienda y la 14ª Enmienda de los derechos de la caridad cristiana.

New Hope ha argumentado que su política se basa en sus sinceras creencias religiosas y que siempre que una pareja del mismo sexo o soltera acude a ellos, los remiten a otra agencia.

En julio, un panel de tres jueces de la Corte de Apelaciones del Segundo Circuito de los Estados Unidos anuló en parte una decisión de un tribunal inferior contra New Hope, enviando el caso de vuelta al tribunal de distrito.

La Jueza de Circuito Reena Raggi fue la autora de la opinión del panel de circuito, concluyendo que New Hope tenía una “sospecha de animosidad religiosa” válida a la luz de cómo la ley estatal se usaba contra ellos.

“… para que New Hope continuara su ministerio de adopción en Nueva York, la OCFS insistió en que ‘comprometiera’ – es decir, abandonara – sus propios puntos de vista religiosos sobre la familia y el matrimonio y se adhiriera a la ortodoxia del estado en tales asuntos”, escribió Raggi.

“Construidas bajo esta luz, las acusaciones no pueden ser desestimadas por no declarar una demanda plausible de ejercicio libre”.

Fuente: Christian Post