(Estados Unidos) Encuesta: La mayoría de los estadounidenses piensan que el gobierno debe mantenerse al margen de las decisiones de contratación de las organizaciones religiosas

Dos tercios de los estadounidenses creen que las organizaciones religiosas tienen derecho a tomar ciertas decisiones de contratación sin control gubernamental, según una encuesta publicada el miércoles por el Fondo Becket.

El sesenta y seis por ciento de los encuestados estuvieron de acuerdo en que “una organización religiosa debe ser capaz de tomar decisiones sobre a quién contrata para enseñar su fe a la próxima generación, libre del control del gobierno”.

Una mayoría similar – 68 por ciento – estuvo de acuerdo en que la separación de la iglesia y el estado significa que las “disputas religiosas internas” de una organización religiosa deben permanecer libres de la participación del gobierno.

La encuesta también encontró que la mayoría de los estadounidenses piensan que las organizaciones religiosas, y no el gobierno, deben tener la última palabra en la transmisión de las convicciones religiosas a las generaciones más jóvenes. El 59% dijo que si hay una disputa sobre “quién puede o no puede enseñar las creencias de una organización religiosa a la siguiente generación”, la organización religiosa debería poder tomar esa decisión.

La mayoría de los estadounidenses no sólo están a favor de proteger sus libertades religiosas de la Primera Enmienda, sino que también tienen una comprensión alentadora del tema. La encuesta de Becket hizo a los encuestados cuatro preguntas de verdadero/falso sobre el alcance de las libertades religiosas garantizadas por la Constitución de EE.UU., y más de dos tercios de los encuestados dieron la respuesta correcta para cada pregunta.

También hubo una correlación entre el conocimiento de los encuestados de sus libertades religiosas constitucionales y su interés en protegerlas. Los encuestados que no respondieron correctamente a las preguntas de verdadero/falso tenían más probabilidades de “ponerse del lado del gobierno que las organizaciones religiosas en algunas de las preguntas de opinión”.

El apoyo general a la libertad religiosa demostrado por la encuesta llega después de que la decisión del lunes de la Corte Suprema amplió las leyes de discriminación sexual del Título VII de 1964 para incluir la orientación sexual, lo que suscitó preocupaciones para las organizaciones religiosas y los individuos que tienen objeciones morales a la homosexualidad.

Fuente: The Federalist