(Estados Unidos) Los datos sobre religión de los refugiados desaparecen a medida que menos cristianos perseguidos son admitidos en EE.UU.

El Departamento de Estado ya no pone a disposición del público una serie de estadísticas sobre los refugiados admitidos en los Estados Unidos, incluida su afiliación religiosa.

Un portavoz del departamento citó dos razones principales para los cambios, que tuvieron lugar el viernes (9 de octubre): el desarrollo de un nuevo sistema de tecnología de la información, que no se completará hasta diciembre de 2021, y la preocupación por la privacidad.

El departamento producirá eventualmente más informes después de que el sistema se complete, pero el portavoz no pudo confirmar si incluirían datos sobre religión. Mientras tanto, la “función de información interactiva” que contenía datos relacionados con la religión sobre los refugiados ya ha desaparecido.

“La característica de reportaje interactivo no volverá debido a preocupaciones de privacidad”, dijo el portavoz a Religion News Service. “Los informes específicos que estarán disponibles están aún por confirmar, pero tendrán en cuenta las preocupaciones sobre la protección de datos y la privacidad de los refugiados”.

Este cambio ha suscitado la preocupación de al menos una de las organizaciones religiosas encargadas de reasentar a los refugiados en el país. Los datos ayudaron a grupos como World Relief a hacer un seguimiento de si el gobierno federal está cumpliendo sus promesas de ayudar a los que se enfrentan a la persecución religiosa.

“Ciertamente hará más difícil hacer responsable a nuestro gobierno de sus compromisos de proteger a los que huyen de las violaciones de su libertad religiosa a nivel mundial”, dijo Matthew Soerens, director de movilización y defensa de la iglesia para World Relief y coordinador nacional de la Mesa Evangélica de Inmigración.

Soerens también dijo que nunca ha oído hablar de preocupaciones de privacidad sobre la información previamente compartida por el Departamento de Estado. Todos esos datos, dijo, eran agregados y anónimos.

World Relief, una organización cristiana evangélica que trabaja con el gobierno de EE.UU. para reasentar a los refugiados, se basó en los datos del Departamento de Estado para documentar lo que llama “la sorprendente reducción en el reasentamiento de cristianos perseguidos y otras minorías religiosas” en un informe que publicó el verano pasado con Open Doors USA, dijo Soerens.

Los datos mostraron una caída precipitada en los últimos años en el número de refugiados cristianos admitidos en EE.UU. de los 50 países que encabezan la Lista de Vigilancia Mundial de Open Doors USA. La lista anual rastrea los lugares donde los cristianos enfrentan la peor persecución.

El presidente Donald Trump prometió en sus primeros días de gobierno hacer de la ayuda a los cristianos perseguidos una prioridad de su administración.

Pero los últimos números puestos a disposición por el Departamento de Estado – que Soerens descargó el viernes antes de desaparecer del sitio web del departamento – muestran que el número de cristianos admitidos de esos países disminuyó un 83,2% de los años fiscales 2016 a 2020.

Sólo 2.811 refugiados cristianos fueron admitidos en los EE.UU. de los países en la Lista de Vigilancia Mundial en el año fiscal 2020, que terminó el mes pasado. En contraste, 16.714 cristianos de esos países fueron admitidos en los Estados Unidos en el año fiscal 2016, el último año completo del ex presidente Barack Obama en el cargo.

En total, 8.720 refugiados cristianos fueron admitidos en los EE.UU. el año pasado, casi un 77% menos desde 2016. Al mismo tiempo, 2.600 refugiados musulmanes fueron admitidos, más de un 93% menos desde el último año completo de Obama en el cargo.

La fuerte disminución de refugiados de este año es parcialmente atribuible a la pandemia en curso causada por el nuevo coronavirus, pero el cambio es anterior al virus: Trump ha reducido repetidamente el total de admisiones de refugiados a mínimos históricos cada año que ha estado en el cargo y este año propuso que sólo se permitiera un máximo de 15.000 refugiados en los EE.UU.

En comparación, Obama fijó ese número en 110.000 en su último año en el cargo.

Soerens dijo que el Departamento de Estado ahora sólo dará a conocer ampliamente cuántos refugiados han huido de sus países por “persecución religiosa”.

Eso incluye a aquellos que califican bajo el Programa Lautenberg, que admite a los ciudadanos de los antiguos países del bloque soviético que son miembros de ciertas minorías religiosas y tienen familia en los Estados Unidos.

El trabajo de ayudar a los refugiados a encontrar un hogar en Estados Unidos es realizado en gran parte por organizaciones religiosas como World Relief.

De los nueve grupos autorizados por el gobierno de EE.UU. para reasentar a los refugiados, seis afirman tener una afiliación religiosa. Otros incluyen el Servicio Mundial de Iglesias, los Ministerios Episcopales de Migración, HIAS (fundada como la Sociedad Hebrea de Ayuda al Inmigrante), el Servicio Luterano de Inmigración y Refugiados y la Conferencia de Obispos Católicos de los Estados Unidos.

Fuente: Religion News