(Estados Unidos) Si la Iglesia se hubiera levantado contra la esclavitud, “puede que no estuviéramos aquí”, dice el pastor de la CBS

El Comité Ejecutivo de la Convención Bautista del Sur mantuvo el miércoles una conversación de una hora sobre “la raza en América” con los líderes de las iglesias negras para escuchar y aprender, y discutir la respuesta de la Iglesia a las desigualdades raciales que todavía afectan a las comunidades hoy en día.

El presidente del Comité Ejecutivo Ronnie Floyd, que es blanco, convocó la videoconferencia en línea con cinco pastores negros de la CBS de diferentes regiones del país para tener una “conversación bíblica sobre la raza en América y las implicaciones que está teniendo en las iglesias de nuestra Convención Bautista del Sur y en el trabajo de la Gran Comisión que estamos haciendo juntos”.

Unos 25 años después de que la mayor denominación protestante de EE.UU. se disculpara por su apoyo a la esclavitud durante su fundación, Floyd dijo que hoy en día, alrededor del 23% de las iglesias de la CBS son “iglesias no anglosajonas”, con 4.000 de las 47.500 iglesias de la denominación siendo iglesias afroamericanas.

“A medida que crecemos en diversidad racial como convención de iglesias, es importante que nos escuchemos unos a otros y aprendamos unos de otros”, dijo Floyd. “Estamos atravesando momentos muy difíciles en la vida americana, ya que la tensión y la lucha racial siguen aumentando a niveles de gran preocupación para cada uno de nosotros. Creo que la iglesia de Jesucristo debe responder a este momento de la historia americana y es por eso que estamos teniendo esta conversación juntos hoy”.

K. Marshall Williams, el pastor principal de la Iglesia Bautista Nazarena de Filadelfia, sugirió durante la conversación que América podría no estar en la situación en la que se encuentra hoy en día en lo que se refiere a cuestiones raciales si la Iglesia hubiera hecho más para hablar en contra del racismo y la esclavitud.

“En relación con lo que estamos tratando hoy en día, estoy de acuerdo con Tony Evans. Si la Iglesia hubiera defendido la justicia y la rectitud en lugar de la opresión y la esclavitud en su día, puede que no estuviéramos aquí”, dijo Williams, que ha servido en su iglesia durante más de 30 años.

“Creo que es imperativo para la Iglesia hoy, especialmente en forma cooperativa y para todos nosotros de todas las etnias, especialmente nuestros hermanos de la más ligera tonalidad, poder hablar con su círculo concéntrico de contacto, su esfera de influencia, donde se hacen leyes que contribuyen deliberadamente al racismo institucional y sistémico”.

Williams añadió que lo que los EE.UU. está enfrentando hoy en día en su avance hacia la igualdad racial es “la guerra espiritual”.

“A menos que los corazones cambien, nada cambiará en América”, dijo. “En otras palabras, no estamos luchando contra la carne y la sangre. Tenemos que comprometernos a una oración persistente y apasionada, ayunar en la oración. Luego, planear y luego procesar e implementar aquello que Dios nos dice que hagamos, para que podamos ser una demostración ocular, una representación o ilustración de cómo es un ciudadano del reino”.

Williams subrayó que “el mundo está esperando que nos unamos”.

“A decir verdad, esto es sólo un ensayo general para cuando lleguemos a la corona”, dijo.

“Creo que Dios puede estar desnudándonos. No sé ustedes, yo creo que este es un tiempo de despojo para mí, un tiempo de poda para mí, un tiempo de en el fuego de la refinería, que Dios realmente vería lo que tiene hasta la Iglesia del Señor de Jesucristo.”

Willie McLaurin, vicepresidente de relaciones con la Gran Comisión y movilización del Comité Ejecutivo de la CBS, dijo que siente que parte de la responsabilidad es “trazar un camino a seguir para las generaciones futuras”.

“Creo que tenemos que responder a la pregunta: ¿Vamos a ser un termómetro o vamos a ser un termostato?” McLaurin dijo. “Creo que durante mucho tiempo, hemos estado cómodos siendo un termómetro. Pero un termostato controla las ondas y controla los movimientos y controla la temperatura.”

Destacó que una de las cosas que tiene que suceder es que la CBS necesita “desarrollar una tubería de liderazgo”.

“Tenemos hermanos y hermanas que están más que cualificados para servir a nuestra convención”, subrayó McLaurin. “Tenemos que desarrollar un conducto con esa gente y tenemos que tenerlos disponibles para que cuando se presenten posiciones y oportunidades, tengamos una lista de gente que todo lo que tenemos que hacer es recomendarlos y seguir ese proceso y apoyarlos cuando los tengamos en esos roles y posiciones. Ese es el primer paso para nosotros”.

Kevin Smith, el director ejecutivo de la Convención Bautista de Maryland/Delaware, estuvo de acuerdo en que su necesidad de ser un conducto de liderazgo. Sin embargo, fue un paso más allá para enfatizar que sus necesidades deben ser un mayor énfasis en disciplinar a los miembros laicos de la iglesia para que sean discípulos efectivos de Cristo en sus esferas de influencia y comunidades. Lo llamó “uno de los temas de liderazgo vicioso” que la denominación está enfrentando.

“Por un lado, necesitamos tuberías en lo que respecta a las personas que no han tenido la oportunidad de participar en las tuberías antes”, añadió. “Pero el mayor déficit en el testimonio de los Bautistas del Sur es la influencia de los hermanos y hermanas en nuestras bancas que pueden ser Nehemías, Déboras y Esteres y Priscilias en sus comunidades, en la economía, personas que son empresarios, personas que tienen poder de contratación”.

“Somos la mayor denominación protestante de los Estados Unidos”, añadió Smith. “Así que en algún momento, podemos influir en si una persona justa o honrada es elegida como fiscal del distrito local o si un compinche político es elegido como fiscal del distrito local. Un montón de asuntos que involucran ese tipo de cosas. Tenemos que examinar la amplitud de nuestra línea de liderazgo en lo que respecta a las personas en el ministerio vocacional, misioneros y pastores. Pero más necesitamos examinar la amplitud, o incluso la falta de, la existencia de disciplinar a nuestros miembros para que sean sal y luz de las influencias en las comunidades en las que viven.”

Smith advirtió que existe la sensación de que “gran parte de esto proviene del púlpito” porque “los pastores no han desafiado a los miembros de manera profética a ser seguidores de Jesucristo”.

“El oleoducto que nos está perjudicando en lo que respecta a la raza en América, en lo que respecta a muchas cosas en América – materialismo, codicia, consumismo – está disciplinando a los miembros de tal manera que cuando salen a la comunidad son diferentes a otras personas”, dijo.

Charlie Dates, el pastor principal de la Iglesia Bautista Progresista de Chicago, dijo que la conversación sobre la raza en América es “agotadora”.

“No es simplemente cansado por los eventos de las últimas semanas”, dijo. “Es cansado porque ha sido una lucha de 401 años para los afroamericanos en este país. Es una que está atada y apuntalada por una especie de imperialismo teológico. Parte de mi predicación, francamente, es la deconstrucción de una teología que no es suficiente para abordar hoy en día.”

Dates dijo que entiende que predicar es “el volante y el acelerador”.

“No veo que el movimiento progrese aparte de que los predicadores estén al frente del movimiento. Si las personas que proclaman el Evangelio de Jesucristo no están en la línea de frente de la estrategia y la demostración, entonces el mundo simplemente estará soplando aire caliente al tratar de respirar el cambio”, dijo Dates.

“Necesitamos a los que están llenos del espíritu de Dios, para no abdicar de nuestro papel y autoridad, pero también para no marginar a las personas que ya están en las fronteras. Cerrar los brazos con gente que puede que ni siquiera entienda el Evangelio como nosotros, pero que puede demostrar el Evangelio en el poder y en el testimonio al guiarlos en protestas pacíficas”.

Rolland Slade, pastor principal de la Iglesia Bautista Meridian de El Cajón, California, fue elegido el martes como el primer presidente afroamericano del Comité Ejecutivo de la CBS.

Durante la conversación, Slade dijo que su elección envía un buen mensaje a la denominación.

“Dice que si trabajas, Dios no sólo te recompensará, sino que tendrás el apoyo de toda la gente con la que trabajas”, dijo Slade. “Creo que mi elección de ayer dijo eso. Fue un voto unánime de todo el comité ejecutivo. El mensaje que he recibido desde entonces, todo el mundo ha dicho, ‘Estamos con ustedes, 100%. Nos encanta su espíritu y nos encanta su actitud. Queremos trabajar con usted y con el Dr. Floyd para promover la convención”. Me siento 100% apoyado”.

Fuente: Christian Post