(Europa) La Unión Europea da marcha atrás y renueva al enviado especial para la Libertad Religiosa

La presión de muchos grupos e individuos que pedían a la Unión Europea que renovase el cargo de su enviado especial para promover la Libertad Religiosa y de Creencia fuera de sus fronteras ha tenido un efecto. Tras meses de silencio, la Comisión Europea ha anunciado que finalmente renovará esta posición, que había permanecido sin efecto desde que finalizó el mandato de Ján Figel’ en noviembre de 2019.

“Hemos decidido renovar la figura de enviado especial para la promoción de la Libertad Religiosa y de Creencia fuera de la Unión Europea”, ha anunciado este miércoles en twitter el vicepresidente de la Comisión Europea, Margaritis Schinas.

“Junto con [la Presidenta de la Comisión Europea] Ursula von der Leyen, el próximo nombramiento muestra nuestra determinación de garantizar que se respeten los derechos de todas las creencias en todo el mundo”, ha remarcado Schinas.

Durante más de medio año, la nueva administración de la Unión Europea dirigida por Ursula von der Leyen había dado la impresión de que el enviado especial para la Libertad Religiosa y de Creencia ya no se consideraba una prioridad. En este contexto, el sorprendente anuncio ha sido bien recibido como buenas noticias por parte de políticos, grupos de derechos humanos y organizaciones de libertad religiosa como la Plataforma Europea contra la Intolerancia y la Discriminación Religiosa (EPRID, por sus siglas en inglés). Todos ellos habían pedido fervientemente a la Unión Europea que no olvidara la promoción de la libertad de religión y creencias fuera de sus fronteras, señalando que el papel creado en 2016 había tenido un impacto importante para ayudar a proteger a las minorías en terceros países.

En declaraciones recientes a Evangelical Focus, la Alianza Evangélica Europea había asegurado que “no renovar el mandato del enviado especial de la Unión Europea daría una señal equivocada a esos países en los que el derecho a la libertad religiosa está actualmente en riesgo”. El representante en Bruselas del organismo evangélico, Arie de Pater, subrayaba que “en todo el mundo, tanto los grupos religiosos como los no religiosos enfrentan limitaciones de su libertad”.

El presidente del Partido Popular en el Parlamento Europeo, Manfred Weber, ha acogido con beneplácito el anuncio: “Habíamos presionado para ello (…). La libertad de religión está bajo presión en el mundo, ya sea para cristianos en China o musulmanes en India, y Europa debe hacer más para proteger esta libertad fundamental”, ha remarcado. Otros parlamentarios alemanes también habían firmado una carta pidiendo a la Comisión Europea que no ignorase la necesidad de promover el derecho a la libertad religiosa en el resto del mundo como un valor europeo clave.

Por ahora, no se ha presentado ningún nombre como candidato para ser el próximo enviado especial de la Unión Europea en este asunto. Ján Figel’, que hasta ahora ocupaba el cargo, se ha limitado a apuntar vía redes sociales que se trata de “buenas noticias desde la Unión Europea”. Otro elemento importante será saber qué recursos se asignan al puesto.

Fuente: Religión Digital