(Filipinas) Iglesia en Filipinas prolonga hasta 2022 celebraciones por 500 años de cristianismo

Debido a un aumento de los casos de infectados con el COVID-19, el presidente de la Conferencia Episcopal de Filipinas (CBCP) y Obispo de la Diócesis de Calookan, Mons. Pablo Virgilio David, anunció que se prolongará al 2022 la celebración de los 500 años de presencia cristiana en el país.

Bajo el lema “Gifted to Give” (Dotados para dar), la Iglesia en Filipinas se preparó por nueve años para conmemorar los 500 años de presencia cristiana en el país, cuya actividad culminante estaba prevista para abril de 2021. Sin embargo, la crisis de salud provocada por la pandemia causó que la CBCP prolongue el cierre de este histórico evento a abril del año 2022.

“A causa de la crisis provocada por la pandemia de COVID-19, fue necesario cambiar el programa de nuestra celebración por los 500 años de cristianismo. Así que ahora será una celebración de todo un año hasta el 2022”, dijo Mons. David en un comunicado de la CBCP.

Los obispos en Filipinas acordaron que la nueva fecha del evento principal sea el domingo 17 de abril, en la Pascua de Resurrección, para conmemorar la primera Misa del Domingo de Pascua en el territorio.

Según la Comisión Histórica Nacional de Filipinas, la primera Eucaristía se celebró el 31 de marzo de 1521 en la isla Limasawa en Leyte del Sur. La Diócesis de Maasin será la encargada de liderar la conmemoración por el aniversario de este importante evento para la fe el 2021.

Asimismo, la CBCP señaló que el 14 de abril del año 2021 se conmemorará la celebración del primer Bautismo en Filipinas y que el evento será liderado por la Arquidiócesis de Cebú.

Además, los obispos trasladaron a abril de 2022 otras importantes fechas como el Congreso de Misión Internacional (IMC) y el Segundo Congreso de Misión Nacional. Además, Mons. David anunció que se cancelará el Retiro Nacional para el Clero, previsto del 4 al 6 de agosto de 2021, y que en su lugar, se organizarán conferencias sobre la historia de la Iglesia en Filipinas.

“Cada Comisión (de la CBCP) también tendrá ajustes de sus planes debido a la crisis que estamos atravesando”, concluyó.

El Obispo Auxiliar de Manila y Administrador Apostólico de la Arquidiócesis de Manila, Mons. Broderick Pabillo, destacó que Filipinas es “el tercer país con la población católica más numerosa del mundo” y que la celebración del quinquenio no consiste solo en mirar hacia el pasado, sino también hacia el futuro.

Los filipinos “fuimos verdaderamente dotados con la fe” cristiana y esto exige la responsabilidad y misión de transmitir este don y “compartir este regalo” a las generaciones futuras no solo de Filipinas, sino también de todo el mundo, especialmente en los países vecinos de Asia.

El nombre del evento surge del Evangelio de Mateo: “Gratis lo recibisteis; dadlo gratis”, y el logo fue hecho en base a una pintura del artista local Fernando Amorsolo titulada “El primer bautismo en Filipinas”.

Fuente: ACI Prensa