(Filipinas) Sacerdote filipino objetivo de ataques por ayudar a los pueblos indígenas

Un sacerdote católico ha sido blanco de los militares filipinos por ayudar a los lumads, el pueblo indígena que a menudo es víctima de la apropiación de tierras y de asesinatos extrajudiciales por parte del gobierno.

Según UCA News, el padre Raymond Montero Ambray, de la diócesis de Tandag, dijo que se encontró con publicaciones en Facebook el 10 de mayo con su foto etiquetándolo como “sacerdote portador del mal”.

Los Lumads son el grupo indígena más grande de Filipinas. Viven en Mindanao, en el sur, y a menudo son acusados por los militares de albergar y apoyar a los insurgentes comunistas. Esta campaña de desprestigio contra el padre Ambray intenta tacharlo falsamente de partidario activo de los rebeldes comunistas.

El padre Ambray enseña a los Lumad los derechos que les otorga la Ley de derechos de los pueblos indígenas de 1997, que tiene por objeto proteger su reivindicación de los dominios ancestrales o las tierras étnicas. La ley dice que ningún pueblo indígena puede ser reubicado sin su consentimiento.

En un artículo publicado en los medios de comunicación social, el padre Ambray dijo: “La educación que les doy es para que puedan hacer valer sus derechos… La ayuda que les ofrezco es pequeña si se compara con la enorme escala de su lucha”. Sin embargo, se me acusa de ser un influyente o manipulador de ellos”.

Sus esfuerzos, según él, no eran de naturaleza política sino teológica. “Como sacerdote, considero que es mi deber llevar a cabo la salvación integral, comprada por Cristo en la cruz, entre los Lumads. Significa llevarlos a su pleno potencial como personas o pueblos. Significa dialogar con ellos o aprender de ellos”, dijo.

Cree que las Fuerzas Armadas filipinas están detrás de la campaña de desprestigio en los medios de comunicación social. “Están tratando de manchar mi trabajo como ideológico y reducir mi apostolado con los Lumad como frente del CPP-NPA [rebeldes comunistas]”, añadió.

Fuente: Persecution