(Guatemala) Procurador de derechos humanos de Guatemala se resiste a rechazar el aborto

El procurador de Derechos Humanos de Guatemala, Jordán Rodas Andrade, se ha resistido reiteradamente a cumplir con una sentencia de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) que lo obligaba, entre otros puntos, a dejar de promover el aborto en el país a través de cualquier medio, por lo que se le podría abrir una investigación en el Ministerio Público.

¿Pero por qué Rodas Andrade se resiste a cumplir con la sentencia de la CSJ?

José Estuardo Córdova, director jurídico de la Asociación la Familia Importa (AFI) de Guatemala, señala que “desconocemos sus razones, pero sabemos que no las ha acatado”.

AFI comenzó años atrás un proceso contra la Procuraduría de Derechos Humanos de Guatemala por promover el aborto en el país.

En 2017 la CSJ le dio la razón a AFI y ordenó a la procuraduría que frene la distribución del manual pro aborto “Derechos humanos, derechos sexuales y reproductivos y atención a niñas y adolescentes”, contrarrestar el daño causado por ese texto y abstenerse de la promoción de la práctica anti vida.

En su artículo 3, la Constitución de Guatemala asegura que “el Estado garantiza y protege la vida humana desde su concepción, así como la integridad y la seguridad de la persona”.

En diálogo con ACI Prensa, José Estuardo Córdova dijo que el Procurador de Derechos Humanos ha cumplido la sentencia de la CSJ a su manera. Cumplió con retirar el manual pro aborto, pero falló al momento de contrarrestar el daño causado por el texto pues su nuevo documento “defendía el derecho a la vivienda, a la salud, a la vida en relación al derecho a la vivienda y la salud. Pero nunca contrarrestó el daño de haber promovido el aborto y ahí ya hay un incumplimiento”.

Además, señaló, “hemos encontrado algunas publicaciones en donde el procurador ha publicado recomendaciones de legalización del aborto”.

De acuerdo a una investigación publicada por AFI, en el informe de la Procuraduría de Derechos Humanos titulado “Informe de supervisión, aplicación del decreto 13-2017, que establece 18 años como edad mínima para el matrimonio”, la institución guatemalteca considera una obligación internacional legalizar el aborto.

Además, reveló AFI, “en redes sociales oficiales el PDF instó atender a las recomendaciones que el Comité sobre los Derechos del Niño (de la Organización de Naciones Unidas) hizo a Guatemala, entre las que se encuentra despenalizar el aborto en todas circunstancias”.

Recientemente la Corte Suprema de Justicia aceptó un amparo solicitado por la Asociación la Familia Importa e instruyó al Ministerio Público para que “deduzca la responsabilidad penal” en la que habría incurrido el Procurador de Derechos Humanos de Guatemala al no acatar la sentencia de 2017.

Rodas Andrade ha presentado un recurso ante la Corte de Constitucionalidad intentando evitar ser investigado por el Ministerio Público.

A través de Twitter, el Procurador de Derechos Humanos aseguró que el fallo en su contra “es parte de toda una estrategia, cuyo objetivo es atacar a las instituciones y l@s funcionari@s (sic) independientes, para debilitar nuestro Estado de Derecho y Democracia”.

La defensa de abortistas y colectivos LGTB

En defensa del Procurador de Derechos Humanos han salido diversas organizaciones promotoras de la despenalización del aborto en Guatemala, como la Asociación Mujeres Transformando el Mundo (MTM), así como otros integrantes del “Consorcio por los Derechos Sexuales y Derechos Reproductivos”, bajo el lema #JordánTeApoyo.

También la organización Otrans Reinas de la Noche, que asegura trabajar “por y para las mujeres trans en Guatemala”, ha expresado su defensa a Rodas Andrade, calificando la sentencia en su contra como “harteros ataques de las fuerzas del #PactodeCorruptos”.

Visibles, que busca la “plena inclusión de la población LGBTIQ (lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, intersexuales y queer) en Guatemala” publicó en Twitter el lema “#ApoyamosAJordan”, asegurando que “todos los Estados están obligados a respetar, proteger y proporcionar medidas que permitan el libre ejercicio de los derechos humanos”.

La “Convergencia por los Derechos Humanos”, que reúne entre otros al Centro para la Acción Legal en Derechos Humanos (CALDH), que ha recibido 200 mil dólares de la fundación Open Society del multimillonario promotor del aborto George Soros, calificó el fallo de la justicia guatemalteca contra Rodas Andrade de un “ataque” causado por una “denuncia espuria” y “la ultranza más conservadora y nada científica, contraria a los avances de derechos sexuales y reproductivos”.

Juan Francisco Soto, director del CALDH, alentó en 2018 a que despenalice el aborto en República Dominicana

“En Guatemala se debe respetar la vida”

Para el Director Jurídico de AFI, el recurso del Procurador de Derechos Humanos ante la Corte de Constitucionalidad “no procede”, porque “la sentencia estaba firme y él incumple claramente, como lo determinó en la última resolución la Corte Suprema de Justicia”.

José Estardo Córdoba aseguró además que la principal motivación del proceso abierto ante la CSJ “es simplemente el defender el derecho a la vida del no nacido, hacerlo de manera firme, clara, porque en Guatemala no podemos permitir que ideologías abortistas entren al país”.

“Queremos enviar un mensaje claro a todos los funcionarios públicos: en Guatemala se debe de respetar la vida desde la concepción y se debe de respetar a la Constitución Política de la República que así establece la defensa de la vida del no nacido”, señaló.

Fuente: ACI Prensa